Ocho parroquias conformaban la Diócesis de Torreón

El 1 de noviembre de 1957 La Opinión informó de esta gran noticia. Iba a estar conformada además por los municipios de Matamoros, Viesca, San Pedro y Francisco I. Madero.
Historia de la Diócesis de Torreón.
Historia de la Diócesis de Torreón. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Y por fin al día primero de noviembre de 1957, en La Opinión se informaba sobre la gran noticia de que la Diócesis de Torreón ya había sido erigida por el Papa Pío XII.

Cabe destacar que junto con la Diócesis de Torreón, su Santidad también instituyó la Diócesis de Tapachula, Chiapas. Apenas llegó el cable el día 31 de octubre y un reportero de nuestro diario se fue a Saltillo.

Al 22 de diciembre de aquel 1957, se celebró el aniversario 50 del Casino de La Laguna, edificio icónico ubicado en la avenida Juárez en Torreón

Entrevistó al doctor Luis Guízar y Barragán, Obispo de la Diócesis saltillense y de quien dependía por entonces Torreón.

La cosa era que a esas alturas ya la región lagunera era muy grande y se necesitaba una sede diocesana para la feligresía, pues el 95% de la población en México y acá, eran católicos.

"En el orden eclesiástico, el mundo está dividido en porciones territoriales mayores que se llaman Diócesis y están gobernadas por un Obispo", explicó al reportero Monseñor Guízar.

Esto para poder atender mejor las necesidades de las almas de la feligresía, impulsar la vida espiritual y facilitar el arreglo de problemas de índole religiosa.

La Diócesis de Torreón iba a estar conformada por Torreón, Matamoros, Viesca, San Pedro y Francisco I. Madero. Como cada Diócesis se delimita en diversas parroquias, eran entonces ocho las que había en la nueva Diócesis.

Eran tres parroquias en Torreón, una en Viesca, Matamoros, San Pedro, San Antonio en Coyote, y la de Madero. Pero existían una gran cantidad de templos y de iglesias.

En esa fecha, aún no se definía quién sería el nuevo Obispo de Torreón, ni qué iglesia o parroquia sería la sede diocesana. De hecho, don Luis Guízar aún no recibía el documento pontificio, pero ya señalaba que posiblemente la sede sería la antigua parroquia del Carmen.

La cosa era que a esas alturas ya la región lagunera era muy grande y se necesitaba una sede diocesana para la feligresía.

Fue una noticia muy bien recibida en la región, una región dinámica que iba creciendo y que cargaba pocos, pero muy intensos años de historia.

¿QUÉ MÁS PASÓ EN 1957?

Al 22 de diciembre de aquel 1957, se celebró el aniversario 50 del Casino de La Laguna, edificio icónico ubicado en la avenida Juárez en Torreón. Un cincuentenario como muchos de los que se vieron en ese año. En ese mismo mes, también el Banco de La Laguna celebraba sus 50.

1957 se terminó por parte del catolicismo, con la típica misa de gallo navideña en las ciudades laguneras, donde se celebraba de una manera tan radicalmente diferente, que posiblemente no reconoceríamos la festividad de entonces, ni ellos la que tenemos hoy.

También se iba conformando la idea de crear un Instituto Tecnológico en esta ciudad lagunera, pues había muchos jóvenes que se tenían que ir para tener acceso a la educación.

Los gringos fracasaban en sus intenciones siderales, pero como dicen, el que porfía mata venado y al final, lo lograrían. Nixon condenaba al derrotismo.