Hace 15 años Torreón lo recibió con júbilo

Fue el 14 de diciembre del año 2000, cuando el Obispo José Guadalupe Galván Galindo asumió la Diócesis. Con él iniciaba una nueva era en la vida católica lagunera.
En el año 2000 llegó el Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo.
En el año 2000 llegó el Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Fue el 12 de octubre de 2000 cuando el Papa Juan Pablo II nombró como tercer obispo de Torreón a Monseñor José Guadalupe Galván, proveniente de Ciudad Valles, San Luis Potosí, sucediendo al entonces Obispo Luis Morales Reyes, quien estuvo frente a la Diócesis de 1985 a 1999.

Para el 14 de diciembre de 2000, se esperaba ya su llegada. José Guadalupe Galván, marcaría una nueva etapa en la historia de la iglesia católica en este municipio.

Los torreonenses aguardaban a quien fue Obispo por seis años y tres meses en Ciudad Valles, San Luis Potosí.

En el suplemento especial "Misión Pastoral" publicado por el periódico La Opinión Milenio, el periodista José María Mena Rentería (QEPD) narró la llegada del obispo quien ofrecía su empeño para trabajar en estas tierras.

En la edición del periódico La Opinión del 14 de diciembre del 2000 se publicó un suplemento especial llamado "Misión Pastoral" narrando la llegada del tercer Obispo que encabeza la Diócesis de Torreón. Se describió como uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, cuando el nuevo Obispo y el Obispo Emérito de Torreón, Monseñor Fernando Romo Gutiérrez intercambiaron besos en la mano en señal de respeto y obediencia.

Dentro de la publicación, Monseñor Francisco Castillo Santana, en corresponsabilidad con su Obispo Emérito Fernando Romo Guitiérrez, escribió una breve recepción al nuevo Obispo de Torreón:

"Señor don José Guadalupe Galván Galindo que viene enriquecido con la experiencia pastoral de la hermana Diócesis de Ciudad Valles, San Luis Potosí, con la cultura norteña vivida en su natal arzobispado de Monterrey, a presidir el caminar de esta Diócesis de Torreón, Tierra de Desierto, Fecunda y Esperanza".

De igual manera, diversas empresas, instituciones y personas, enviaron felicitaciones y le brindaron una cordial bienvenida a quien sería el nuevo Obispo de la Diócesis de Torreón.

Así, el jueves 14 de diciembre miles de fieles se dieron cita en las afueras de la Catedral de Nuestra Señora del Carmen, donde Galván Galindo tomó posesión como Obispo Diocesano, acompañado en todo momento por el Arzobispo de Durango, José Trinidad Medel.

En punto de las 16:00 horas llegó por la avenida Matamoros, descendió del vehículo que lo transportaba para estrechar las manos de las personas que ya lo esperaban y que lo recibieron entre gritos de alegría, aplausos y música. Para después ingresar a las instalaciones de la iglesia.

Entonces comenzó la celebración oficial católica, Monseñor Francisco Castillo Santana, quien fuera Administrador Diocesano, entregó un crucifijo y dirigió unas palabras de bienvenida al Obispo José Guadalupe Galván, como cabeza de la iglesia católica de Torreón.

Al concluir dicha ceremonia se desplazaron con rumbo al Auditorio Municipal donde se ofició una misa encabezada por el nuevo Obispo. Galván Galindo realizó su recorrido a bordo de un auto descapotado color gris, precedido de bandas de guerra y una tambora zacatecana.

A su llegada al auditorio, el Obispo Galván fue recibido con gritos de júbilo popular y aclamaciones de "se ve, se siente, el Obispo está presente."

A esa celebración asistieron 30 Obispos, dos Arzobispos y un Cardenal. Asimismo asistieron representantes de la sociedad y de los gobiernos de Torreón, Matamoros, San Pedro, Viesca y Francisco I. Madero.