Listo 'Destiny', el videojuego más esperado del año

En el juego, el aficionado encarna al guardián de la última ciudad sobre la Tierra y debe combatir a los villanos con ayuda de superpoderes.
El videojuego "Destiny"saldrá a la venta para consolas de Sony y Microsoft.
El videojuego "Destiny" saldrá a la venta para consolas de Sony y Microsoft. (AFP)

San Francisco

Destiny, el videojuego de acción que pretende revolucionar el género de disparos en primera persona, aterriza mañana en las consolas de Sony y Microsoft.

Bajo el lema "conviértete en leyenda", Destiny sumerge al jugador en un universo futurista y apocalíptico que asiste a los últimos vestigios de la humanidad, otrora dueña y señora de la galaxia.

Es un videojuego de disparos en primera persona, pero aspira a ir un paso más lejos que los tradicionales títulos del género ofreciendo, en palabras de Activision, un "mundo de acción en línea, compartido y persistente".

"Destiny es una evolución de los 'shooters' en primera persona. Lo hemos llevado a un nivel de gran sofisticación para los jugadores. No solo porque permitimos 'customizar' los personajes, sino salir al mundo y explorarlo como ellos deseen", explicó uno de los responsables artísticos del videojuego, Jason Sussman.

Bungie, el estudio responsable de Halo, y Activision están detrás de este nuevo título espacial, el más esperado del año.

Luchar es la clave del juego, pero esa lucha se presenta acompañada de misterios relativos a qué le ha sucedido a la civilización humana, a por qué se encuentra en una situación límite.

En el pasado, el ser humano conquistó el Sistema Solar, que ahora está en manos de sus enemigos. Un grupo de aguerridos guardianes tendrá que salvar a la humanidad.

"El jugador tendrá que hallar qué es lo que ha perdido la humanidad, por qué está en peligro. Hay muchas preguntas interesantes que irán surgiendo y resolviéndose a medida que se avanza en el juego", avanzó Sussman.

Estar conectado es imprescindible para disfrutar de Destiny: el usuario no solo puede acceder así al juego en línea junto a otros jugadores, sino que de esa manera registra sus progresos para que su experiencia evolucione.

Antes de iniciar la aventura espacial para preservar la especie humana, que sobrevive a duras penas en el último enclave seguro del Sistema Solar, el usuario ha de personalizar a su guardián, que puede ser un titán, un hechicero o un cazador.

De su forma de luchar dependerá qué armas y habilidades va adquiriendo para mantenerse con vida.

Sussman hizo hincapié en que son las múltiples opciones de Destiny lo que lo hacen especial y esa diversidad también se deja sentir en los modos de juego en línea.

Un usuario podrá emprender la empresa en solitario pero decidir en determinados momentos si unirse o enfrentarse a otros jugadores en batallas abiertas, participar en retos extremos o tomar parte en una guerra masiva.

Bungie quiere que la exploración del enorme universo en sí misma sea un elemento disfrutable del título.

Los escenarios de Destiny son inmensos y espectaculares, de hecho, el entorno es gigantesco en comparación con los personajes, algo que incide en su épica espacial.

Destiny está llamado a marcar un antes y un después en la nueva generación de consolas (conformada por Xbox One y PlayStation 4), demostrando su potencial tanto en las posibilidades del juego masivo en línea como en experiencias y escenarios vastos.

Aun así, también estará disponible para Xbox 360 y PlayStation 3.

La inversión de Activision, tanto en el desarrollo del juego como en la extensa campaña de mercadotecnia para promocionarlo, es millonaria -algunos medios especializados hablan de 500 millones de dólares, 386,2 millones de euros, al cambio actual-.

La ambición por pulir los detalles provocó que se retrasara la fecha del lanzamiento del título, inicialmente prevista para la pasada primavera, una decisión que cayó como un jarro de agua fría en la comunidad "jugona", que ha puesto muchas expectativas en este lanzamiento.

Mañana llega el momento de la verdad, en el que los jugadores decidirán si Destiny es lo que promete ser: una "reinvención" del género de acción.