Desarrollan sistemas inteligentes de manejo

Muchos conductores escuchan radio y se aíslan del ambiente sonoro exterior que presenta señales útiles como la proximidad de una moto o de un camión.
Instalan cámaras y sensores.
Instalan cámaras y sensores. (Yoshikazu Tsuno/AFP)

Tokio

Para disminuir las deficiencias humanas, los ingenieros electrónicos japoneses han ideado diversas tecnologías visuales, auditivas, táctiles e, incluso, olfativas.

Al equipar un automóvil de cámaras, radares, sensores, micrófonos y otros componentes electro-sensibles capaces de comunicarse con la computadora central, o con una red que incluya a otros vehículos, el automóvil adquiere capacidades que el hombre no tendrá jamás.

Estas tecnologías, presentes en el Salón de Transportes Inteligentes de Tokio, tienen como objetivo convertir la conducción en semi-automática, un concepto desarrollado principalmente por las constructoras Nissan, Toyota y Honda, sin que por ello el chofer pierda la sensación de que es él quien reflexiona y toma la decisión final.

Muchos conductores escuchan radio y se aíslan del ambiente sonoro exterior que presenta señales útiles como la proximidad de una moto o de un camión. Pioneer desarrolló un dispositivo de audio que mezcla los sonidos pertinentes del exterior con el fin de alertar al interesado.

También es muy importante saber si el conductor está o no en buen estado para conducir, para ello, la empresa Denso ha diseñado un analizador de mirada. ¿Cuál es el porcentaje de abertura de los ojos?, ¿a dónde miran?, ¿el conductor está adormilado? Son algunos de los parámetros tenidos en cuenta por el aparato antes de emitir un juicio de valor.

Mitsubishi Electric va aún más lejos con el concepto de “Emirai”, un automóvil del futuro que toma no solo el pulso sino también la temperatura facial del conductor, y lanza una alarma en caso de anomalía.

Mientras Yoshi Hasegawa de la facultad de Ciencias y Tecnologías de Aichi, creó un timón equipado con una cámara (para seguir los ojos, la atención y el pulso), y botones de reacción para permitir al conductor demostrar que se encuentra alerta y preparado para manejar.