Esperó y esperó y su amada nunca llegó

Un hombre acudió a la zona de oficinas de Bosques de las Lomas con un letrero de “Te amo” para reconciliarse con la mujer con la que se peleó hace un mes.

Ciudad de México

Todavía no es 14 de febrero, pero las historias de amor y desamor no tienen fecha de aparición.

Este viernes un hombre sorprendió a los capitalinos en la zona corporativa de Bosques de las Lomas –al poniente de la ciudad de México.

Él rompió con su novia hace un mes. Dijo haberlo intentado todo para poder recuperarla y ya no puede vivir sin ella.  

A las 8:30 de la mañana estacionó su moto en el retorno de la calle Tamarindos, frente al edificio conocido como “El Pantalón”.

Descendió, tomó una cartulina y alzó las manos viendo hacia los coches.

Los automovilistas, oficinistas, madres y padres de familia que circulaban por ahí lo vieron con ternura.

“Este señor lleva desde las 8:30am deteniendo el letrero, es un ejemplo”, comentaban algunas personas que veían desde la ventana de su oficina  al hombre esperando.

Otros, menos románticos, pensaban “seguro le hizo algo a su novia... nadie hace eso así porque sí”.

Al ver que nadie llegaba y el hombre seguía esperando, una mujer decidió llevarle un café para la espera. No se resistió a abrazarlo. Él le contó su historia y siguió esperando.

Al parecer el sentido en el que esperaba a su amada no era el correcto. Decidió voltearse, pero el resultado fue el mismo. Ella jamás llegó.

Casi a las 10 de la mañana, después de haber hecho algunas llamadas (tal vez a la susodicha), levantó sus cosas, se subió a su moto y se fue llorando.

La esperanza muere al último

Después del mediodía de este mismo viernes el enamorado regresó al lugar con muchas cartulinas para que la gente lo acompañara en su búsqueda por reconciliarse, sin recibir respuesta hasta el momento.

Poco después de las dos de la tarde, el joven volvió a marcharse desanimado al no obtener respuesta de su amada.