Fiesta de demolición

Fue anunciada la apertura de El Chapulín dentro del Hotel Presidente Intercontinental, mientras que con picos los invitados demolian las instalaciones del antiguo restaurante que ocupaba ese espacio.

Ciudad de México

Braulio Arsuaga, director general de Grupo Presidente, demolió el restaurante La Chimenea para dar la bienvenida al complejo culinario El Chapulín, el cual ocupará el mismo espacio dentro del Hotel Presidente Intercontinental, a partir de abril del 2014.

En un tono de nostalgia, pero con nuevas expectativas, Braulio Arsuaga presentó al chef José Manuel Baños que ofrecerá un menú de comida mexicana, dejando atrás los sabores que por 30 años identificaron a La Chimenea, el cual fue el primer restaurante que se inauguró en dicho hotel de cinco estrellas.

Una sorpresa fue llegar a la llamada inauguración, donde se encontraban palas y picos para comenzar la demolición del viejo restaurante, así como cascos, mismos que portaron los directivos y los invitados especiales.