Declaran patrimonio cultural inmaterial a las "friteries"

Los tradicionales restaurantes especializados en la cocina de las clásicas patatas fritas belgas recibieron este reconocimiento que busca reivindicarlos. 
Las "frites" se declararon patrimonio cultural inmaterial de Bélgica
Las "frites" se declararon patrimonio cultural inmaterial de Bélgica

Bruselas

Flandes, al norte de Bélgica, ha declarado hoy patrimonio cultural inmaterial de la región las "friteries", tradicionales restaurantes especializados en la cocina de las clásicas patatas fritas belgas, las "frites".

"Esta etiqueta salvaguardará la tradición", ha considerado la ministra flamenca Joke Schauvliege en declaraciones al diario belga Le Soir.

Las "friteries" abundan en las calles de las ciudades belgas, donde ya son un clásico los cucuruchos cargados de "frites", unas patatas cuya peculiaridad es que están fritas en grasa animal.

Con este reconocimiento, las autoridades flamencas responden a la petición de las asociaciones de friteros, que reivindican que estos establecimientos son tan relevantes en la cultura de la región como los pescadores de gambas o la cerveza, ya reconocidos patrimonio cultural inmaterial.

"Las 'friteries' han sido consideradas banales durante tanto tiempo que no se les ha prestado atención", explicó el presidente de la asociación profesional Navefri, Bernar Lefèvre.

"Ha sido gracias al interés de los visitantes extranjeros que hemos empezado a valorarlas. Ahora tenemos que asegurarnos de que continúan existiendo", añadió.

La Unión Nacional de Friteros belgas (Navefri-Unifri) emprendió en noviembre pasado una campaña para que la UNESCO otorgue a las "frites" la distinción de patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.