Cinco apps para saber tu fecha de muerte

Desde experimentos médicos serios hasta algunas aplicaciones, aquí hay cinco sencillas maneras de saber cuándo darás tu último respiro.
¿Cuándo vas a morir? Hay una app para saberlo
¿Cuándo vas a morir? Hay una app para saberlo (Shutterstock)

A propósito de Halloween y Día de Muertos, ¿te gustaría saber tu fecha de muerte?

La app Deadline asegura que es capaz de determinar el día de tu último respiro, basada en datos sobre tu salud y estilo de vida. Para hacerlo, utiliza la información disponible en Health Kit junto a unas cuantas preguntas sobre tus hábitos. Un reloj se enciende en cuenta regresiva y el cual puede cambiar si modificas tus hábitos.


Claramente no existe ninguna aplicación capaz de prever la fecha exacta de tu muerte, pero Deadline pretende que la uses como un referente para trabajar en tu salud y hacer conciencia sobre los días que te quedarían de no hacerlo.

Para que el recordatorio tenga mayor presencia, puedes colocar el reloj de la muerte como widget para que lo veas cada vez que voltees a la pantalla de tu smartphone. El costo por descargar la aplicación es de 99 centavos de dólar y está disponible en la tienda de Apple.

La red ofrece otras opciones para predecir tu muerte. Una de ellas implica tomar una selfie.

Face My Age requiere una foto de tu cara en la que no tengas cabello en la frente y lleves poco maquillaje. No debes sonreír para la foto porque ello altera los resultados. Deberás proporcionar datos sobre tu fecha de nacimiento, sexo y tus hábitos como si fumas, consumes drogas o qué tanto te expones al Sol.

Al final, el sistema compara tu rostro con el de otras personas de tu edad y determina si luces cercano a ella, más joven o más viejo.


De acuerdo a la edad, la edad perceptiva (es decir qué tan rápido estás envejeciendo) y los datos que usan las compañías de seguros, sumado a los hábitos que proporcionaste antes FMY predice en promedio cuánto vivirá gente. Sin embargo, el sitio admite que hay un 50% de posibilidad que estén equivocados.

Death Date 

Es un mecanismo menos serio y más a tono con las festividades, que sin ningún tipo de explicación hace un estimado de cuántos días te quedan. Necesitarás dar tu nombre, edad, peso y estatura e indicar si fumas, consumes drogas y tomas alcohol.


Después obtendrás tres estimaciones: la optimista, pesimista y neutral. Puedes intentarlo aquí.

The Death Clock 

Al igual que el resto de los predictores de esta lista, Death Clock pide información sobre tu estilo de vida, tu peso y edad, con los que además calcula tu índice de masa corporal.


Con estos datos, sin ninguna explicación de sus métodos, el sitio arroja un estimado de la edad a la que llegarás. Misma que puedes colocar en tu perfil de Facebook o en tu blog para que tus amigos tengan preparado a tiempo su atuendo para el funeral.

Sitting Test 

Finalmente, una prueba que no requiere aplicaciones, sino habilidad corporal y que además fue diseñada por un médico. El doctor brasileño Claudio Gil Araujo se dio cuenta que las pruebas que existían para medir rápidamente las capacidades físicas de sus pacientes eran difíciles de replicar y por ende obtener resultados confiables.

A medida que las personas envejecen les cuesta más trabajo hacer cosas como agacharse o atarse las agujetas, debido a la falta de ejercicio y por ende fuerza muscular y equilibrio. Lo anterior incrementa las posibilidades de caerse, lastimarse y tener una vida más corta.

Ante ello, el médico diseñó un método que probó con 2 mil personas, de entre 51 y 80 años. 

La prueba consiste en que cada persona se quite los zapatos y se siente en el piso sin ayuda de otras personas y sin recargarse sobre el piso u objeto. Después, deberá levantarse sin ayuda alguna.

Por cada ocasión en que necesite recargarse en su pierna, apoyar la mano en el piso, etc., pierde un punto de un total de 10. Quienes obtengan menos de ocho puntos tienen mayores posibilidades de morir en los próximos seis años, comparados con los que obtuvieron nueve o 10 puntos.

Aquellos que lograron tres o menos puntos, tienen cinco veces más de probabilidades de morir en el mismo periodo, que los que sacaron más de ocho.


Cada punto de la prueba se asocia con una disminución del 21% de mortalidad por todas las causas. La prueba fue diseñada para gente mayor de 50 años.