Curiosity halla evidencia de lago de agua dulce en Marte

Los análisis químicos hechos por el robot sugieren que hubo condiciones para la vida microbiana en ese planeta hace 3 mil 600 millones de años.
Las piedras areniscas analizadas por el artefacto son similares a las de ríos en la Tierra.
Las piedras areniscas analizadas por el artefacto son similares a las de ríos en la Tierra. (AFP)

Washington

El robot Curiosity de la NASA halló por primera vez en la superficie de Marte evidencia directa de que existió un lago de agua dulce en ese planeta, anunciaron científicos de la agencia estadunidense ayer.

Ya no queda agua actualmente en ese lugar, pero las pruebas de perforación y análisis químicos realizados por el explorador en rocas sólidas sugieren que hubo condiciones para que hubiera vida microbiana en ese lago hace 3 mil 600 millones de años aproximadamente.

Las rocas analizadas en la misión, en la que participa el científico mexicano Rafael Navarro, contienen restos de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre, y “proporcionan condiciones ideales para una vida microbiana básica”, indicaron los científicos en un estudio en la revista Science.

“Por primera vez el robot perforó con un taladro rocas del planeta. Las muestras pulverizadas nos dieron información sobre la edad de formación de las rocas, su composición química y las condiciones de habitabilidad en ese planeta”, comentó el astrobiólogo mexicano.

COMO EN LA TIERRA

Dichas piedras areniscas son similares a las que existen en los ríos de la  Tierra, lo que sugiere, según los científicos, que un río desembocaba en ese lago, ahora seco.

Formas diminutas de vida bacteriana, conocidas como quimiolitoautótrofos, prosperan en condiciones similares en la Tierra y por lo general se encuentran en cuevas o debajo del mar en fuentes hidrotermales.

“Es realmente el mismo ambiente (que hay) en la Tierra”, dijo John Grotzinger, profesor de geología del Instituto de Tecnología de California, describiendo lo que una vez fue un lago de agua fría atravesado por corrientes y rodeado de un paisaje de montañas nevadas.

Aunque no se detectó ninguna forma de vida en las rocas, el investigador precisó que el Curiosity ha realizado perforaciones en fragmentos de piedra arenisca y barro y halló minerales arcillosos que sugieren una interacción con el agua.

“Estas son rocas relativamente jóvenes en la historia de Marte”, agregó Grötzinger en una conferencia en San Francisco, y señaló que uno de los “resultados sorprendentes” del hallazgo es que estas rocas pueden tener entre 3 mil 500 y 3 mil 600 millones de años.

“Esto coincide precisamente con los rastros más antiguos de vida encontrados en la Tierra... Es la primera vez que encontramos realmente rocas en Marte que proporcionan evidencia de la existencia de lagos”, abundó Sanjeev Gupta, profesor del Imperial College de Londres y otro coautor de la investigación.

“Es fantástico porque los lagos son un ambiente ideal para que una vida microbiana elemental pueda desarrollarse”, señaló.

FUTURO DEL EXPLORADOR

El Curiosity, que llegó al cráter Gale el 6 de agosto de 2012 y es el vehículo más sofisticado enviado hasta ahora a otro planeta, al constatar que Marte fue propicio para la vida microbiana ya cumplió el objetivo principal de su misión de dos años.

Estos últimos resultados proporcionan “la prueba más elocuente de que Marte tuvo en algún momento las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida”, dijo el estudio.

La  NASA, la agencia espacial estadunidense, ha elegido el cráter Gale en particular por sus diferentes capas sedimentarias, que podrían permitir datar los periodos en los que Marte fue apto para la vida.

La próxima etapa consistirá en analizar muestras de una gruesa pila de rocas en la superficie del cráter para reunir más pruebas de un entorno habitable, detalló Gupta.

El robot Curiosity, que tuvo un costo total de 2 mil 500 millones de dólares, es operado por ingenieros de la NASA desde el laboratorio de Pasadena en California.

La NASA ya había encontrado pruebas de la existencia de agua en Marte en otro lugar de su superficie e investigaciones realizadas por orbitadores anteriores también hacen pensar fuertemente en la existencia de lagos en el pasado.

Sin embargo, estos nuevos resultados “nos dan confianza en que esta misión tiene futuro y en el hecho de que debemos seguir explorando” el planeta rojo, concluyó Gupta.

 

Ingredientes para la vida / Notimex


-Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la  UNAM, explicó que, aunque no encontraron evidencia directa, el Curiosity detectó los ingredientes que se requieren para que hubiera vida en Marte.

El astrobiólogo mexicano que colabora con la NASA en ese proyecto informó en un comunicado que “los análisis revelaron que las rocas de material basáltico y lodo tienen una edad de más de 3 mil millones de años y provienen del fondo de un lago de agua dulce con un pH casi neutro, una condición que comparten los cuerpos de agua de la Tierra”.

Navarro dio a conocer que el detalle de los hallazgos se publicó en seis artículos de la revista Science, en dos de ellos el mexicano es coautor y en cinco aparece como integrante del consorcio científico.

Las publicaciones en las que participó el experto de la UNAM detallan los resultados del experimento realizado por el Sample Analysis at Mars, en el que participó directamente, y uno está relacionado con la edad de las rocas por métodos radiométricos.

Navarro González aseveró que los resultados son relevantes porque “no sabemos si había vida al formarse esos minerales, pero sí que las condiciones en que lo hicieron eran propicias para que la hubiera... pero seguimos en la búsqueda”.