Obras de arte se convierten en joyas

Cristina Palacios, diseñadora mexicana, reinterpreta en joyería el trabajo de artistas mexicanos y los exhibe en Casa Lamm bajo el nombre “A Mano”.

Ciudad de México

Cristina Palacios es una diseñadora mexicana que se distingue por su trabajo en joyería y por su uso de la técnica de hilo de plata bordado a mano. Del 21 al 29 de mayo se presentará en Casa Lamm la exposición “A Mano”, en donde hace una reinterpretación del trabajo de los artistas plásticos Francisco Toledo, José Villalobos, Luis Zárate y Rubén Leyva.

En entrevista con Milenio habló sobre la experiencia que significó no solo tomar la inspiración del trabajo de los cuatro artistas oaxaqueños, sino también, el que ellos se involucraran en el proceso del diseño de las joyas.

Cristina es una gran admiradora de los cuatro artistas, su cercanía al Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, que es uno de sus puntos de venta, fue lo que le facilitó conocer a los artistas y crear un vínculo, mismo que ahora le permite trabajar con ellos.

Algunos le dieron la libertad de escoger la obra a reinterpretar y otros le dieron dibujos para que ella lo diseñara a su manera. “Fue un trabajo en equipo, me inspiré en sus obras y las recreé en la joyería con mi diseño; pero durante el proceso ellos intervinieron en algunos acabados y con algunas opiniones”, señaló.

El reto que tuvo Cristina fue hacer prevalecer el toque femenino, elegante, funcional y que el trabajo no fuera grotesco, “llegar a un acuerdo de adaptar sus cosas, porque ellos como hombres como que no tienen esa sensibilidad”.

Todo el trabajo se realizó en plata y fue hecho a mano. En la mayoría de las piezas se utilizó la técnica del hilo bordado en plata, pero también utilizó las de fundación a la cera perdida, moldeado en cera y calado. La diseñadora define su trabajo como algo totalmente alejado de la joyería comercial y más apegado a lo artístico, e incluso busca diseños que le pudieran resultar a un bajo costo, a pesar del trabajo que lleva cada pieza.

“Utilizamos la técnica de bejuco, que es un bordado en hilo de plata y en forma circular, proceso con el que tardas cincuenta horas sin contar con la hechura del hilo. Así que creo que los precios están muy alejados de la joyería comercial”, finalizó.

Completar todas la piezas le llevo dos años, de 2012 a 2014, y en particular con el maestro Francisco Toledo el trabajo inició en 2011.


Sobre Cristina Palacios

Originaria del estado de Oaxaca. Estudió diseño de modas y joyería en la escuela Complejo Educativo de Joyería, de Buenos Aires, Argentina. Fundó su taller en 2007. Su primera exposición la realizó en 2008 en la galería del Hotel Azul de Oaxaca. En la Ciudad de México participó en las exhibiciones organizadas por Palacio de Hierro e Industrias Peñoles como “México me gusta tu estilo”, “Plata MX” y “Caballero de Plata”. En 2011 formó parte de “Artificios. Plata y diseño en México, 1880-2012”, a cargo de Fomento Cultural Banamex.

Casa Lamm

Álvaro Obregón 99, colonia Cuauhtémoc.

Las piezas estarán a la venta y los precios van desde los 3,500 a los 39, 200 pesos.