Conacyt abrirá 3 mil 500 plazas en el Sistema Nacional de Investigadores

Con los recursos propuestos para el organismo también se puede ampliar el número de becas de posgrado de 54 mil que hay actualmente a 70 mil.
Apoyan proyectos en bioseguridad con laboratorios destinados evitar que ingresen virus o antrax al país.
Apoyan proyectos en bioseguridad con laboratorios destinados evitar que ingresen virus o antrax al país. (Héctor Téllez)

MéxicoWashington

La propuesta de incrementar paulatinamente los recursos para la ciencia y la tecnología hasta llegar a 1 por ciento del producto interno bruto (PIB) permitirá que el Conacyt obtenga un presupuesto “histórico” de 31 mil millones de pesos, con lo que habrá 3 mil 500 plazas más en el Sistema Nacional de Investigadores y aumentará en 16 mil el número apoyos para estudiar posgrados.

Enrique Cabrero, director general del Conacyt, detalló que con la propuesta presidencial el presupuesto pasará de 26 mil millones a más de 31 mil millones de pesos en 2014, un aumento de 20.3 por ciento con el que se puede apoyar más la investigación y aumentar las becas, que estaban condenadas a disminuir por falta de recursos.

“Ahorita nos encontramos en 0.47 del PIB, pero estamos muy entusiasmado porque con la propuesta debemos lograr alianzas con el sector privado para aumentar los proyectos de tecnología e innovación, porque para el tamaño de país que tenemos ahora todos los presupuestos resultan insuficientes.”

Fuga de cerebros

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) creará por primera vez una bolsa destinada a jóvenes investigadores para que continúen capacitándose, sin necesidad de abandonar sus estudios o de emigrar a otros países.

“Este es un proyecto esencial, por años hemos estado en un cuello de botella porque formamos investigadores con doctorado que luego no encuentran plazas disponibles”, explicó Cabrero.

“El planteamiento es hacer un esfuerzo para recuperar por lo pronto a 500 jóvenes, a fin de que no se vayan y se incorporen a los centros de investigación del país”, dijo tras referir que al proyecto se le destinarán 550 millones de pesos y en 2014 se abrirá la convocatoria en 10 áreas diferentes de interés nacional.

Con los recursos propuestos, abundó, será posible fortalecer el Sistema Nacional de Investigadores, en el que actualmente hay 19 mil 500 expertos.

“Tenemos pensado crecer las plazas a 23 mil, considerando que aprueben la partida presupuestal… y esperamos que al final del sexenio lleguemos a más del doble”, afirmó el director del Conacyt.

También precisó que aunque la fuga de cerebros es de 5 por ciento, tienen proyectado elaborar un censo nacional y en los 30 países donde apoyan económicamente a los investigadores para determinar la magnitud de esta situación, poder corregirla y encontrar las fórmulas esenciales para mantener a los expertos en México.

“El conjunto total de becarios es de 54 mil en 30 países, nuestro temor por falta de presupuesto es que fueran decreciendo a 45 mil; sin embargo, con la propuesta presidencial la bolsa en esta área se fortalecería con mil millones de pesos adicionales, es decir, tendríamos para incrementar a 70 mil el número de jóvenes beneficiarios”, detalló Cabrero.

“Los estudiantes se están formando en instituciones de alto nivel académico de Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, España, asimismo, se encuentran en academias de nuestro país. Con ello México se está encaminando a tener una economía del conocimiento, con capacidad de generar proyectos para el país, con mexicanos capaces de desarrollar ideas innovadoras, patentes.”

Temas prioritarios

El ex director general del CIDE explicó que se conformó un comité nacional con diferentes expertos para determinar temas prioritarios: en materia de salud, las investigaciones se centrarán en la obesidad y sobrepeso, en diabetes e hipertensión; asimismo, biotecnología agrícola y en energía en las que nos interesa indagar más sobre biocombustibles, energía renovable, solar.

“Todo lo que se refiere al cambio climático, a temas del agua como buscar solución de abasto, además nos enfocaremos en desastres, seguridad pública, migración, nanociencias en la industria manufactura, aeronáutica y aeroespacial, electrodomésticos, en el desarrollo fármacos. Nos interesa tratar temas vinculados a la conducta, en específico, a la drogadicción y alcoholismo con la finalidad de encontrar soluciones científicas”, subrayó.

Cabrero señaló que en temas como bioseguridad existen ya proyectos que se desarrollan en la frontera mexicana y a través de laboratorios destinados evitar que en el país ingresen, por ejemplo, virus patógenos como viruelas, ántrax, o algún tipo de arma de ataque de carácter terrorista.

Hay otros proyectos que igual se beneficiarían como es el Centro de Innovación Textil en Hidalgo y la instalación de un laboratorio de investigación centrado en aeronáutica.

Voyager 1, oficialmente fuera

La sonda Voyager 1, lanzada en 1977, ha salido oficialmente del sistema solar y explora una región oscura y fría de la galaxia, anunció la NASA ayer.

“Ahora que tenemos nueva información clave, creemos que éste es un salto histórico hacia el espacio interestelar”, dijo Ed Stone, científico del proyecto con sede en el Instituto Tecnológico de California, en Pasadena.

Nuevos análisis de densidad de plasma en el entorno de la nave se revelaron conformes a las que se encuentran en la región interestelar y previstas en los modelos, afirmaron los investigadores de la Universidad de Iowa, entre los cuales figura Don Gurnett, que publicaron su estudio en el sitio de la revista estadunidense Science.

Según estos astrofísicos, Voyager, que se encuentra a más de 18 mil millones de kilómetros del Sol, salió de la heliopausa (zona fronteriza del sistema solar) e ingresó en la oscuridad del espacio interestelar alrededor del 25 de agosto de 2012.

“Saltamos de sorpresa cuando comprobamos estas oscilaciones en nuestros datos, ya que mostraban que la nave se encontraba en una zona totalmente nueva, conforme a lo que puede esperarse del espacio interestelar y totalmente diferente de la heliosfera, la burbuja formada por los rayos solares”, explicó Don Gurnett.