Las ocho reglas para comprar ropa en Internet

Antes de hacer cualquier cargo a tu tarjeta, toma en cuenta estos siete consejos para comprar ropa en línea, de parte de la coordinadora de moda de Kichink
Toma tus medidas, abre un nuevo correo y checa bien las fotos
Toma tus medidas, abre un nuevo correo y checa bien las fotos (Shutterstock)

Tener un clóset lleno de prendas únicas es posible y no requiere gastar mucho dinero. Un buen camino es comprar por tiendas de todo el mundo a través de Internet. Platicamos con la coordinadora de moda del sitio mexicano de compras en línea Kichink, Fernanda Mimendi, que nos dio estos tips para que garantices una compra satisfactoria.

 1.     Toma tus medidas

Antes que cualquier otra cosa, es vital que tomes tus medidas correctamente. Para hacerlo, será necesario que cuentes con una cinta medidora suave. También que cada vez que vayas de compras en línea las actualices, por si bajas o subes de peso.

Necesitas saber el tamaño de tu pecho, tus hombros, cintura, cadera, el tiro del pantalón, si eres hombre el tamaño de tu cuello para comprar camisa y las mujeres, las medidas del busto para escotes, trajes de baño y ropa interior.

Apunta o guarda de alguna manera tus tallas en tus tiendas favoritas para que pierdas menos tiempo. Recuerda que cada sistema varía, puedes ser “S” en una tienda y “G” en otra.

La mayoría de las tiendas ofrecen tablas de medidas en centímetros, pero muchas lo hacen en pulgadas. Puede ser de utilidad que de origen tomes ambas o bien, que tengas a la mano un convertidor de medidas.

Mujeres

a) Busto: Coloca la cinta debajo de tus braxos para medir alrededor de la parte más voluminosa de tu busto.

b) Cintura. Tu cintura natural es la parte más angosta del torso, muy cerca de tu ombligo.

c) Cadera. Junta tus piernas y mide alrededor de la parte más amplia de tus cadera, casi siempre a la altura de los huesos.

d) Tiro. Selecciona unos pantalones que te queden bien. Colócalos sobre una superficie plana y mide desde la entrepierna hasta el tobillo.

Ropa Interior

Para encontrar tu talla de brassiere necesitas dos medidas, la de tu pecho y la del busto.

e) Pecho. Envuelve la cinta por debajo de tus brazos, alrededor del pecho arriba del busto. Asegúrate de que la cinta esté pegada a la piel, pero que no la apriete.

f) Busto Envuelve la cinta por encima de la parte más voluminosa de tu busto, usa un brassiere que te quede particularmente bien.

Calzones

En este caso, también necesitas dos medidas, Cintura y Cadera que se toman igual que By C

Hombres (tomado de tailorstore.com)

i) Cuello: Envuelve la cinta alrededor del cuello descansando sobre los hombros. Para que tengas espacio suficiente, coloca un dedo entre la piel y la cinta.

j) Pecho: En una posición relajada, coloca la cinta debajo de los brazos alrededor del área más ancha de tu torso.

k) Brazos: Para medirlos, coloca la cinta en el punto en el que se juntan el brazo con el hombro, mide hacia abajo hasta el nudillo de tu dedo medio.

l) Cintura: Es la circunferencia en la zona más angosta de tu torso, sobre el ombligo

m) Cadera: Alrededor de tu cadera en la parte más ancha, usa tus huesos como guía

n) Tiro: Coloca la cinta sobre un pantalón que te quede bien. Mide de la entrepierna hasta abajo del tobillo

o) Bisep: mide la parte más ancha en lo alto del brazo. No hagas fuerza

p) Muñeca: Mide tus muñeca debajo del hueso

q) Hombros: Imagina una línea que va de tu axila hasta tus hombros, mide entre esos dos puntos

r) Espalda: Si estás comprando una chamarra es importante su largo mide desde el primer hueso de la columna hasta el punto en el que debe terminar la prenda. 

*Tip: Que un profesional tome las medidas por ti es posible. Encuentra un buen sastre o modista cerca de tu casa, a quien además podrás llevarle las prendas que requieran ajustes.

 2.     Toma en cuenta las políticas de cambio y devolución

“Revisa las políticas de devolución, así como términos y condiciones del sitio en donde vas a comprar antes de gastar un centavo.” La mayoría de las tiendas permiten que regreses una prenda si no te quedó o no te gustó, mientras lo hagas en determinado periodo. Si dice que tiene garantía de satisfacción significa que puedes devolverla, pero si es una venta final. Revisa si hay gastos por devolución antes de hacer cualquier compra, pues si bien algunas tiendas pagan todos los gastos por ti, otras hacen justo lo contrario.

 3.     Checa la reputación de la tienda antes de comprar

Recientemente una colaboradora del Huffington Post documentó como todas las piezas que pidió de una tienda coreana resultaron ser tan pequeñas, que le quedaron perfectamente a su hija de 10 años, no a ella. La compradora se arriesgó en un sitio cuyos precios son demasiado bajos para ser verdad y así fue. Para evitar que te pase algo así, busca los comentarios y reseñas del sitio, poniendo especial atención en la calidad de los materiales y en si el tamaño es fiel a las medidas provistas por el sitio.

4.     Las fotos

Una forma de saber si lo que quieres comprar es confiable, es revisar las fotos. “Que tengan fondo blanco y sean de alta calidad. Que puedas dar zoom a la imagen y revisar los detalles de la pieza desde todos los ángulos”.

5.     Revisa con cuidado los materiales

“Lee cuidadosamente la descripción de la prenda o accesorio, revisa los materiales de los que está hecho y recomendaciones que la tienda emite; así evitarás sorpresas desagradables.” Si tienes dudas sobre un color, por ejemplo, que suelen verse distintos dependiendo de tu monitor, muchas tiendas cuentan con servicio a clientes, en el que puedes verificar si ese rojo es bandera o más bien vino.

 También verifica los cuidados que requiere la prenda. Sí tienes que lavarla en seco o a mano, podrías pensar dos veces si de verdad la quieres.

6.     En caso de vintage

“No olvides que la ropa vintage está usada y no necesariamente estuvo bien cuidada a lo largo de los años. Pon especial atención en las condiciones en las que está el producto” mismas que deben aparecer detalladamente en el sitio.

7.     Filtra

De acuerdo al sitio collagefashion.com una buena estrategia para que estés perfectamente conciente de lo que estás comprando, es llenar tu carrito. Cuando termines, revisa todo lo que seleccionaste y apégate a tu presupuesto. Elimina piezas que compras constantemente (si tienes cinco vestidos azules en el clóset, no necesitas otro) con estilos muy similares entre sí o que no tienes con qué combinar. Deja las que realmente necesitas.

8.     Abre una cuenta de correo nueva

Para que tus compras no inunden tu correo de uso diario, abre una cuenta dedicada únicamente a ellas. Así podrás recibir avisos de cuando alguna pieza esté en oferta, cuando haya rebajas en la tienda y otras promociones, además de que mantengas en orden tus pedidos en caso de necesitar hacer alguna aclaración.