Comienza restauración de la casa más antigua de Cuba

El recinto fue restaurado en la década de 1940 bajo la dirección del arqueólogo cubano Francisco Prat, quien evitó que fuera vendida y demolida.

La Habana

La casa más antigua de Cuba, que tiene cinco siglos y ahora es sede de un museo, comenzó a ser restaurada para evitar filtraciones en su techo, informó este domingo un medio local.

La casa está en Santiago de Cuba, la segunda ciudad de la isla, 900 km al sureste de La Habana, y desde hace cuatro décadas alberga al Museo de Ambiente Histórico Cubano.

En el inmueble "conocido también como Casa de Diego Velázquez, se repara la cubierta para sustituir tejas criollas partidas o corridas, con el fin de evitar filtraciones que puedan afectar su techo, original del siglo XVI", dijo la Agencia de Información Nacional (AIN).

Las "acciones de restauración en la casa más antigua de Cuba" incluyen además trabajos "en la carpintería, pisos cerámicos y paredes", dijo AIN, citando a Magda Amara Lahsley, directora del Museo.

Velázquez (1465-1524) fue el conquistador español de Cuba y su primer gobernador, hasta su muerte.

"Se estima que entre 1516 y 1530 se levantó el inmueble, para acoger la Casa de Gobernación y de vivienda del Adelantado Diego Velázquez, y en la planta baja la Casa de Contratación y de fundición de oro", declaró Lahsley.

La funcionaria explicó que el inmueble "es muy sólido, con muros exteriores construidos con sillares (bloque de piedra labrado), mientras en las paredes se utilizó la técnica conocida como verdugada de ladrillos, más resistente, revestidas con mampuesto (piedra sin labrar)".

"Vale recordar que la añeja edificación fue de las pocas en ese entorno histórico que resistió los embates del huracán Sandy, en octubre del 2012, casi sin daño alguno", destacó AIN.

La casa fue restaurada en la década de 1940 bajo la dirección del arqueólogo cubano Francisco Prat, quien evitó que fuera vendida y demolida.

El mismo Prat dirigió su restauración de 1965 a 1970 para que se convirtiera en museo.

La actual restauración debe culminar antes del aniversario de la revolución cubana, el 1 de enero, según AIN.