Cofundador de Microsoft halla buque japonés hundido en 1944

Paul Gardner Allen encontró en aguas filipinas los restos de la nave japonesa Musashi, uno de los mayores buques de la historia naval y que se hundió durante la Segunda Guerra Mundial.
El Musashi se hundió durante la contienda entre Estados Unidos y Japón por el control de Filipinas.
El Musashi se hundió durante la contienda entre Estados Unidos y Japón por el control de Filipinas. (@PaulGAllen)

Manila

El multimillonario estadunidense Paul Gardner Allen, cofundador de Microsoft, encontró en aguas filipinas los restos de la nave japonesa Musashi, uno de los mayores buques de la historia naval y que se hundió durante la Segunda Guerra Mundial, informan hoy los medios locales.

"El buque de guerra de la Segunda Guerra Mundial Musashi hundido en 1944 fue localizado a un kilómetro de profundidad por el yate Octopus en el mar de Sibuyan", anunció Allen el martes en su cuenta @PaulGAllen de la red social Twitter, donde también publicó un video y dos fotografías del navío.

El Musashi se hundió durante la contienda entre Estados Unidos y Japón por el control de Filipinas, que había sido tomada por los segundos poco después del ataque japonés a la base estadunidense de Pearl Harbour, en 1941.

Allen, dueño del equipo de la NBA Portland Trail Blazers y del Seattle Seahawks de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), explicó que el equipo del Octopus que encontró la nave el domingo pasado vio en el barco impresiones del Sello del Crisantemo, característico del Imperio japonés.

El buque encontrado formaba parte del trío de naves construidas por los japoneses durante el conflicto que, con sus 263 metros de eslora, son los mayores buques de guerra jamás construidos.

Los aviones de combate estadounidenses hundieron el Mushashi durante la Batalla de Leyte, considerada como la mayor batalla naval de la guerra, en la que Japón fue derrotado por las fuerzas norteamericanas y australianas.

El Musashi fue uno de los buques de guerra más grandes de la historial naval y se calcula que tuvo que ser torpedeado 19 veces y bombardeado otras 17 por las fuerzas estadunidenses antes de hundirse.

"Descanse en paz la tripulación del Musashi, donde murieron unas 1.023 personas", escribió el multimillonario al pie de una de las fotos publicadas en la citada red social.

Según Allen, de 62 años, su equipo ha trabajado durante ocho años para encontrar el Musashi.

"Me honra haber formado parte del hallazgo de este buque clave para la historia naval y honrar así la memoria de los hombres increíblemente valientes que sirvieron (a su nación) en él", agregó Allen.

El filántropo estadunidense y su equipo participaron también en el descubrimiento de los restos del HMS Hood de la Marina Real Británica, el último buque de la flota en ser construido.

"Desde mi juventud me ha fascinado la historia de la Segunda Guerra Mundial, inspirado por el servicio que prestó mi padre en el Ejército de EEUU", señaló Allen.

El cofundador de Microsoft, de 62 años, es un famoso filántropo y empresario interesado por la innovación.

Figura en la 51ª plaza de la clasificación de personas más ricas del mundo, con una fortuna estimada de 17.500 millones de dólares, según la revista Forbes.