Francia abrirá parque temático dedicado al vino

La Ciudad del Vino, ubicada en Burdeos al sur de Francia expondrá la historia del vino así como su cultura, con restaurantes y bares que resalten la importancia de esta bebida. 

Un lugar de ocio dedicado a la vino abre sus puertas el miércoles en Burdeos, famosa región vinícola del suroeste de Francia.

La Ciudad del Vino, que espera acoger a 450,000 visitantes al año, será inaugurada oficialmente por el presidente François Hollande antes de su apertura al público.

"La esencia de este lugar es cultural", explicó el director, Philippe Massol. "Hablamos de civilización, de arte, de experiencia, para que el visitante se marche con un verdadero respeto por el vino".

Pero, añade, la ciudad también ofrece visitas pedagógicas, restaurantes, bares y una bodega que contiene más de 14,000 botellas.

La construcción del edificio de 14,000 m2 y 55 m de altura, costó 90 millones de dólares y fue financiada al 81 por ciento por organismos públicos (incluida la Unión Europea), y el resto por empresas privadas.

Su forma ondulada y moderna evoca "un líquido", según los arquitectos del estudio XTU. Su fachada, compuesta por paneles de aluminio y de vidrio serigrafiado, se ilumina con reflejos dorados que recuerdan las piedras amarillas y relucientes de las fachadas bordelesas.

La Ciudad del Vino propondrá, mediante el pago de 20 euros, un recorrido para descubrir la cultura de esta bebida en diferentes sociedades y regiones del mundo, con degustaciones y numerosas instalaciones multimedia.

Para conseguir el retorno de los visitantes, los promotores apuestan por una programación cultural que cuenta con espectáculos, conciertos, debates y talleres.

Con motivo de la Eurocopa de fútbol, que se disputa en Francia del 10 de junio al 10 de julio, se retransmitirán los partidos en el auditorio, seguidos de degustaciones de vinos de los países participantes. Además, a partir del 13 de julio se dedicará una exposición temporal a Georgia como cuna de la vitivinicultura.

La ciudad de Burdeos, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, acogió cerca de 6 millones de visitantes el año pasado y apuesta por esta Ciudad del Vino para reforzar el sector del enoturismo.