Choqué cuando estabas de viaje: Glenn Preciado (Golfista)

Papá nunca te dije que...
Glenn Preciado, Golfista
Glenn Preciado, Golfista (Corte)

México

“Hay como cien cosas que nunca le he dicho a mi padre”, confiesa el golfista californiano Glenn Preciado. Pero una anécdota que particularmente recuerda fue aquel verano en el cual chocó el automóvil de sus padres manejando por la carretera de Santa Bárbara. Entonces Glenn sólo tenía sólo 19 años y se las arregló para reparar el auto en sólo cuatro días justo antes de que sus padres regresaran de viaje. 

Hoy, Glenn trabaja como director de operaciones del campo de golf El Camaleón en Mayakoba y el resto de su tiempo lo pasa junto a su hija Emma Fernanda, de 4 años, a quien describe como una niña súper brillante y llena de energía. “Antes de ella, yo estaba muy enfocado en mí mismo, ahora ya nada me importa más que cuidar a mi pequeña hija porque es la luz de mi vida”, dice. 

Glenn se encarga del mantenimiento y las operaciones diarias de este campo de golf de la Riviera Maya, mientras Emma asiste al kínder, toma clases de natación y de ballet y pronto se inscribirá a clases de golf. 
 
“Mi trabajo es genial, es lo que he hecho toda mi vida, el golf es mi vida”, dice Glenn, quien comenzó su afición a este deporte a los 13 años participando en torneos juveniles. En 2008, Glenn se mudó de California a México, una transición que fue difícil al principio. “Pero ahora no tengo planes de regresar (a Estados Unidos)”, asegura.  Su inmigración a México completa un ciclo familiar, pues sus abuelos emigraron de León y de Monterrey a Texas, sus padres se conocieron en ese estado y después se mudaron a California. Hoy, Glenn es esposo y padre de dos mexicanas. 



Sus favoritos:

Comida: Pescado, soy un “fishaholic” y chocolate, también. 
Libro:The Celestine Prohecy de James Redfield 
Pasatiempo: Soy una persona outdoors y me encanta conocer cenotes. 
Placer culpable: El juego. Alguna vez viví en Las Vegas y tuve que irme de ahí porque todas las maquinitas me llamaban por mi nombre.