El imperdonable David Pompa

Transmitir emociones y remitir la cultura mexicana a partir de un objeto contemporáneo, estético y funcional es el principal objetivo de los proyectos del joven diseñador.

Óscar Wilde, uno de los escritores más cínicos e inteligentes de la literatura inglesa, escribió que el público es estupendamente tolerante, perdona todo, menos el genio. Si esto es cierto, el talento de David Pompa no tiene perdón. Este joven diseñador parece convertir en belleza todo lo que toca. Y, por supuesto, el público europeo y mexicano se deja seducir por las creaciones del estudio que lleva su nombre. Ha presentado sus productos en las ferias de diseño más importantes, de igual manera en Milán, París o Estados Unidos que en México.

Debido a su doble nacionalidad, austriaco por parte de su madre y mexicano por parte de su padre, vive y trabaja entre ambos países. Pero viajar no sólo es una necesidad para él, es un gusto del que no prescindiría por nada, pues cada viaje es una fuente de inspiración. De México, además, toma la materia prima para sus colecciones. “Los materiales –dice– son la esencia de nuestra identidad; sin embargo, el proceso de diseño y la manipulación de estos es lo que los impregna de emociones y de nuestra cultura”. Así el barro negro, la talavera o el vidrio soplado encuentran sorprendentes formas con sus diseños moldeados por las manos expertas de artesanos mexicanos, quienes llevan al límite cada uno de sus productos debido a su conocimiento y manejo de las técnicas artesanales. Precisamente, uno de los momentos que más disfruta de su trabajo son las colaboraciones con los productores y conocer gente de diferentes zonas del país. “Estoy convencido que los vínculos con otras personas dan mejores resultados que el trabajo en solitario”, afirma David.

Entre los planes que tiene para 2015 están crear una nueva línea de mobiliario, y ver sus productos en diferentes partes del mundo, lo cual ha cumplido exitosamente durante las ferias Maison & Objet Paris, Salone del Mobile y Maison & Objet Las Americas, logrando así compartir la cultura mexicana con otros países. Considera que nuestra artesanía tiene un gran potencial vinculada al diseño, y que si se le da mayor espacio a todos los materiales y procesos artesanales para que convivan con el interiorismo y el diseño tendremos un gran futuro con propuestas muy interesantes.