Joyas con alma

Mariel Maya es una de las diseñadoras de joyería a quienes debe ponérsele atención: sus joyas, además de estar llenas de energía, están llenas de relatos

Nada puede sustituir las grandes ideas y la energía que se imprime en piezas artísticas concebidas con amor y emoción. Trabajar en lo que ama y en lo que soñó hacer desde pequeña le da a cada pieza de joyería de la diseñadora MARIEL MAYA, un toque de fortaleza y energía que les transforma en algo mucho más significativo que un anillo o un collar.

 Mariel comenzó desde pequeña a idear. Con flores del jardín de la abuela, se las ingeniaba para hacer collares y poco a poco fue encontrando su camino hasta llegar a Italia a estudiar en el Istituto Europeo di Design.

Trabaja principalmente con oro y plata, y algunas piezas son de vermeil, que básicamente es plata con un baño de oro. Sabe trabajar perfectamente con piedras preciosas de todo tipo, que van desde los diamantes, hasta los circones, aguamarinas, ópalos y corales, mismas que le dan a cada creación una personalidad única.

Mariel tiene una capacidad innata de leer a las personas, de identificar qué necesita cada una y hacerle llegar una pieza de joyería que va mucho más allá de lo estético. Por esto, sus joyas se personalizan y cuentan historias, por lo que no es de extrañarse que su marca se llame Mariel Maya Soul Jewels. “Cada pieza tiene una historia”, dice sobre su trabajo, “hay gran cuidado en cada piedra, las piezas son totalmente hechas a mano y cada quien le puede dar una interpretación distinta”.

Además, Mariel conoce sobre el poder energético que cada piedra puede tener, desde que un ópalo acompañe a las personas en un proceso de grandes cambios personales, hasta el empujón que una aguamarina puede dar para comenzar a comunicarse mejor. “En tu trabajo una aguamarina es perfecta porque tienes que saber comunicar, hay algo que te conecta y va más allá”, comenta.

Mariel trabaja con joyeros de gran experiencia, quienes la apoyan durante el proceso de confección. Es importante destacar que sus piezas suelen ser únicas o, en algunos casos, son un número muy limitado pues cada detalle de sus diseños se imprime a la perfección.