Hotel Shangri La: una experiencia cultural en China

Este lujoso e histórico hotel, ubicado en la ciudad de Shandong, China, y diseñado por el estudio asiático AB Concept, ofrece a sus huéspedes una experiencia cultural.

China

No cabe duda que hablar de la cultura China, siempre representa hablar de cosas milenarias, de niveles jerárquicos de dinastías, de reyes y de largas y ricas historias. Por supuesto, sin dejar a un lado su gran legado culinario, artístico y filosófico.

Shandong se encuentra al este de China y es una de las provincias más ricas por producir algodón, oro y diamantes; aparte de ser la cuna de uno de los mayores filósofos de la historia: Confucio. Dentro de la provincia se encuentra la región llamada Qufu, la cual es la más cercana a la zona turística que lleva al Templo de Confucio; es ahí donde se alberga el lujoso hotel Shangri-la Qufu.

Esta joya arquitectónica fue concebida por Ed Ng y Terence Ngan del prestigiado despacho de arquitectura y diseño AB Concept. Antes de hablar del proyecto, vale la pena comentar que el despacho ha sido multi premiado por sus diseños principalmente hoteleros y restauranteros en las cadenas Four Seasons, Mandarin Oriental, Shangri- La, Rosewood Asia, W Hotels Asia y Waldorf Asia. Su oficina central está en Hong Kong y sin temor a equivocarse, la Hospitality Design Magazine los ha catalogado como uno de los despachos de diseño más prometedores a nivel internacional.

 Para el proyecto del Shangri La, dejaron que el espíritu del lugar de Confucio los motivara, independiente a que uno de los diseñadores resultara descendiente de una de las familias más antiguas del sitio.

Lo primero que resalta es el gran lobby principal, el cual se ha realizado en el más puro estilo chino en cuanto a la utilización de los colores, símbolos y objetos. Se despliega un área con una triple altura en colores rojo y café oscuro, donde resaltan los entramados de madera de nogal, a la clásica usanza de palacio chino, así como uso de pictogramas en paneles del techo llamados Lo Shu. Ese nombre fue transmitido al emperador Fu Hsi y fue pintado sobre el caparazón de una tortuga que nació en el río Lo de China. Se le destina como un cuadro mágico donde la sumatoria de sus lados y espacios da 15, ese número es el número de días que tarda la luna creciente en llegar a convertirse en luna llena; y la luna menguante en nueva. El cuadrado mágico representa la influencia del tiempo en nuestras vidas.

Este simbolismo es usado hasta hoy en día en todo China, no hay proyecto que no contenga las bases del famoso Feng Shui. Hay que recordar que para ellos esta base es como una religión, por lo que son tomados en cuenta todos los elementos, el estudio geológico y las orientaciones, para que se logre una armonía y riqueza en todos los sentidos.

Dentro de las áreas comunes al lobby se encuentran pequeñas salas de descanso o espera, las cuales se recrean en un ambiente señorial con tendencia a oscuridad, debido al uso de los colores y luz difusa.

Hay que recordar que normalmente los espacios interiores de los palacios antiguos chinos eran con tendencia intimista y oscura, como para dar esa sensación de relajamiento, comodidad y retiro. Otro detalle a destacar es que se hace una balanza de formas, ya que todos los muebles tienen formato curvo que contrarresta todo lo lineal del techo y de las lámparas.

Muchos de los muebles que se utilizaron en estas áreas fueron encargados ex profeso a marcas italianas como Castelli-Knoll con diseños del gran Pollock, así como a la reconocida marca Bernhardt. Los trabajos de escultura y pintura fueron encargados a la gran Galleria y casa de arte Willow en Londres, la cual se especializa en trabajos de artistas muy exquisitos y afamados.

Otra área que resalta por su diseño es el ball room o el área de recepciones, donde todo ellujo se centró en el techo con la utilización decandiles en cristal con forma también de cuadromágico, rematando con un cuadro chinoque representa las siete montañas de la región.

Este hotel es como una cajita mágica que valdrá la pena ir descubriendo, ya que guarda muchos tesoros, no nada más en sus áreas comunes sino también en sus 350 cuartos.