De lo mejor de África, Etiopía

Descubre las maravillas en el oriente de África. 

África

Junto con Uzbekistán, Etiopía es uno de esos destinos “¡uff!” de los que nadie habla y que justifican grandemente el viaje para recorrerlos. Enclavado en el oriente de África, Etiopía tiene todos los ingredientes: historia milenaria, paisajes fantásticos, magníficas expresiones culturales, rica y variada cocina, arquitectura loquísima y, por si fuera poco, animales salvajes para hacer safari.

Podría dedicar páginas a hablar de las maravillas que encontré en esta nación, pero me concentraré en lo más sobresaliente. Es un país raro, donde el calendario tiene 13 meses y apenas comenzará el 2007 en unos días. Aquí la hora de entrada a la escuela es la una de la mañana, construyen iglesias enterrándolas en la tierra, los ángeles de las misas  son dibujados con pelo afro y el Rasta Fari original surgió de aquí.

Etiopía se convirtió al cristianismo aún antes que Roma y ello ha quedado registrado en sus múltiples conventos que remiten a las formas más arcaicas de esta religión. Sus tradiciones cuentan que Jesús y María visitaron el lago Tana y que el Arca de la Alianza se encuentra en la Basílica de Axum (al norte).

Los destinos que debes considerar además de su capital, Adís Abeba, son Lalibela y Tigray por sus iglesias enterradas; el Valle de Omo por sus tribus con vestimentas dignas de capítulo de National Geographic; Axum y Gondar por sus edificios históricos y la depresión de Danakil por su paisajes lunares (y temperaturas de hasta 50ºC). No es un destino fácil, pero para quien busca algo nuevo es altamente gratificante.

Stay at

Las instalaciones hoteles aún distan de ser del más opulento lujo. Sin embargo, el Sheraton Adís Abeba es la excepción, es el hotel de los embajadores y la élite etíope. Está muy bien ubicado y te hace ver la capital desde otra perspectiva. En Bahir Dar, frente al lago Tana, el hotel Lake Tana es un pequeño resort de muy buen nivel con un fantástico spa. De lo mejor que hay en el país. En el resto de las ciudades espera hotelería básica.

Eat & Drink

Palabras mayores en Etiopía, una de las naciones con tradición culinaria más rica del mundo. Sin embargo, sus sabores son del tipo “lo amas o lo odias”. En todos los restaurantes te servirán comida local acompañada de injeera, la gigantesca tortilla de harina de teft. El café es punto y aparte. Es toda una ceremonia preparar una taza, desde que tuestan el café frente a ti y todos los aromas explotan a centímetros de tu nariz. Restaurantes chic sólo el Agelgil, los del hotel Sheraton y quizá alguna nueva apertura en la avenida Zimbabwe en el barrio Bole.

Surprising Facts

La moneda se llama birr y se pronuncia literalmente como cuando tienes mucho frío, brrrr.

Rasta Fari era el nombre con que se conocía el príncipe antes de ser emperador Haile Selassie. Rasta significa príncipe y Fari era su nombre. No usaba rastas, esas aparecieron en Jamaica.

El metro de la Ciudad de México tiene una estación Etiopía y el emperador Selassie puso la primera piedra de ella. El metro de Adís Abeba tendrá  una estación llamada México cuando se inaugure.