Islas paradisíacas para vacacionar

Conoce cuáles son las islas favoritas del jet set para disfrutar las vacaciones. 
Check-in
Check-in (Shutterstock)

Santa Lucía

Las playas más hermosas del Caribe no están en Jamaica, República Dominicana o las Bahamas. Se ubican en islas poco conocidas para los mexicanos como Saint Barths, Santa Lucía, Antigua o Anguila; playas que elige la realeza y el jet set europeo para vacacionar. Una de ellas, Santa Lucía, destaca por el espectáculo escénico que representan sus montañas Les Pitons.

Ubicada más cerca de Sudamérica que de Cuba, Santa Lucía es una pequeña isla con una población apenas mayor que la de San Pedro Garza García. Sus playas, en los extremos norte y sur, son de antología: pequeñas caletas de agua color esmeralda, rodeadas de impresionantes montañas saturadas de vegetación tropical y fina arena volcánica. La más famosa de sus playas es Soufriére, cercana a los Pitones, altos riscos que se elevan con gran pendiente directamente desde el mar. Castries, su capital, no tiene gran gracia y lamentablemente es lo único que llegan a conocer los turistas que llegan en crucero.

Es una isla para perderse en sus playas, rentar un velero privado, sobrevolar la costa y montañas en helicóptero y pasar los días con estilo. No es un destino barato ni fácil de acceder desde Monterrey, el boleto de avión cuesta casi lo mismo que ir a Europa y tienes que pasar la noche en Miami. Además los hoteles de ensueño tienen tarifas de cuatro cifras (en USD).


STAY AT

Dos hoteles del top ten en el Caribe se encuentran en Santa Lucía, el Ladera Resort y el Sugar Beach de la cadena Viceroy. Ambos se ubican en la costa sur con vista magnífica y directa al Gros Piton. Recomiendo más el segundo por su decoración contemporánea. Sin embargo, fuera de las listas, mi favorito es el Jade Mountain por la impresionante vista que tienes de las montañas y el mar desde tu habitación.


EAT & DRINK

Los tres hoteles mencionados tienen también los mejores restaurantes. Mención especial merece el Dasheen en el hotel Ladera; elegante, romántico, con vista y con quizá la mejor comida criolla de la isla. Fuera de estos hoteles, un restaurante que me gusta porque sólo puedes llegar a él en lancha es el Rainforest Hideaway, en la bahía Marigot.