El mundo del diseño mexicano

Tres días intensivos de creatividad se vivieron en Habitat Expo en la Ciudad de México.

México

Aún no llegamos a la mitad del año y ya me atrevo a decir que definitivamente este es el año del diseño emergente. Y es que, tal como lo esperamos quienes nos consideramos amantes de la arquitectura y el diseño, el calendario de actividades creativas parece no terminar. Y no hay forma de que termine, si los nuevos y jóvenes talentos no dejan de sorprendernos y los ya conocidos cada temporada tienen mejores obras.

Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de recorrer Habitat Expo, una de las exposiciones de mobiliario, arquitectura y diseño más grandes del país. Con 15 años de experiencia, organizado por el equipo de Tradex, el recinto se llevó a cabo en el World Trade Center de la Ciudad de México, donde más de 280 expositores ofrecieron sus más recientes colecciones.

Los espacios de la feria se dividieron en cuatro salones clasificados para faciltar el recorrido de los visitantes. El Salón Maya 1, fue el espacio dedicado a las promesas de diseño industrial e interiores; Salón Maya 2, se utilizó como una zona de presentación de nuevos productos y lanzamientos de colecciones; en el Salón Maya 3 podías encontrar mosaicos, regaderas, grifos, estanterías y todo lo relacionado a cuartos de baño y cocinas y finalmente mi favorito, el Salón Tendencias, donde no solamente se presentaron los productos y servicios considerados los más innovadores en cuanto a oficinas, mobiliario contemporáneo y acabados y recubrimientos, sino que se crearon cuatro pabellones acondicionados únicamente con productos de los expositores.

Dichos pabellones fueron diseñados por cuatro diferentes estudios de arquitectura: Arroyo Solís Agraz, Colectivo IA02, Pascal Arquitectos y BCA Taller de diseño, quienes por coincidencia escogieron como uno de sus elementos principales las lámparas de David Pompa, además de mobiliario de Cuchara  Diseño. Esto a excepción de Arroyo Solís Agraz quienes prefirieron un concepto de espejos infinitos y pájaros de Trinitate.

Aunado a la expo y los pabellones, el jueves 28 de mayo se presentó un ciclo de conferencias en la que diferentes personalidades del medio dieron a conocer interesantes temas en relación al interiorismo y la arquitectura. Simultáneamente, se llevó a cabo la entrega del premio de interiorismo mexicano Prisma, encabezado por Lorenzo Díaz y Eugenia González, socios fundadores de Círculo Cuadrado. La premiación se dividió en siete categorías, residencial menor a 150 m2 y mayor a 150 m2, oficina menor a 300 m2 y mayor a 300 m2, hotel mayor a 40 habitaciones, restaurantes y comercial.

Hay que reconocer que no sólo se premió a los más conocidos del diseño, si no también a las promesas del futuro. Diseño de mobiliario para oficinas, mobiliario para niños y cocineta para espacio reducido, fueron las categorías de esta premiación liderada por el jurado, entre los que destacaban la diseñadora Laura Noriega, el director del Museo Franz Mayer, Héctor Rivero, y el arquitecto Gabriel Salazar, entre otros.

Esto es sólo un poco de lo que pasó en Habitat Expo 2015, donde al final del día la agotadora experiencia de recorrer los largos pasillos tapizados de talento, también resultó inspiradora. Y donde me di cuenta de que a pesar de mi relación de frenemy con las ferias de diseño, no me canso de explorar y compartir las novedades.