Estilo contemporáneo por Pascal Arquitectos

Un boscoso terreno con vistas a un campo de golf en los alrededores de la Ciudad de México, es el marco perfecto para esta residencia de estilo mexicano contemporáneo.

México

Fachada recubierta de cantera, techos de teja, piso de adoquín rojo y un pórtico a través del cual se accede al interior. Todos estos elementos que sirven de recepción a los visitantes de esta casa, son un adelanto de lo que se encontrarán una vez que acceden a ésta: un cálido y agradable ambiente con ciertas reminiscencias de las antiguas haciendas mexicanas. Lo que desde el exterior no se adivina, es que lo que pareciera ser una construcción de una sola planta, en realidad consta de tres niveles. La inclinación descendente del terreno fue el factor determinante para que se dispusieran de esta manera los espacios. Es así como el área social de la vivienda se ubica en la planta baja, los espacios familiares en la planta alta, que en el frente corresponde al nivel de calle, y el área destinada a la cava y una sala de cine ocupan el sótano.

Entre convivios y arte

Dado que los propietarios de la vivienda, una joven pareja con niños, lleva una vida social muy activa, era prioritario que varios de los espacios estuvieran destinados a recibir y entretener. De ello da cuenta el amplio recibidor que da la bienvenida a los invitados, la gran sala, el comedor, la biblioteca, el family room, el cuarto de juegos y la cava. Esta habitación, con su dramática pero a la vez cálida decoración en la que destaca un imponente candil y unos grandes sillones de piel roja, es además el rincón ideal para catar los mejores caldos, la antesala de la equipada sala de cine. Por equipada nos referimos no solamente al equipo de proyecciones, también a los confortables sillones de piel y chenille y, por supuesto, al bar, que mantiene a los espectadores bien aprovisionados de la imprescindible botana y bebida. Aunque todos y cada uno de estos espacios cumplen con creces su función, la verdadera reina del entretenimiento es la terraza exterior.

Es esta el sitio favorito para organizar comidas y reuniones al resguardo de los amplios parasoles mientras se disfruta de las bondades del buen clima y de la vegetación circundante. Llegada la noche, y si el tiempo lo permite, se puede continuar departiendo iluminados por la luz que llega desde el interior.

Otra de las aficiones de los propietarios, además de organizar constantes convivios, es elarte moderno; a lo largo de todo la casa se puede apreciar su extensa colección. Fotografías de Helmut Newton, Tony Duran, Martin Liebsher Graciela Iturbide, Manuel y Lola Álvarez

Bravo, se alternan con obras de Tom Sachs, Aaron Young y Yougger Temer. Este toque contemporáneo que todas aportan, contrasta armoniosamente con las vigas de madera que estructuran la casa y los anchos muros recubiertos de cantera, vestigios de los que solían usarse en la construcción de las antiguas haciendas mexicanas. La mezcla de estilos modernos y neocolonial del mobiliario y accesorios complementa maravillosamente la decoración creando un interesante ambiente que reúne lo mejor de ambos mundos.