Wilder: una comunidad campirana en California

Muros de piedra, pisos con acabados en madera y techos altos e inclinados crean para sus habitantes, una armónica experiencia al estilo clásico californiano.

San Francisco

Wilder es una nueva comunidad diseñada para vivir en armonía con la naturaleza. Ubicada a sólo 30 minutos de San Francisco, localizada en un pequeño valle con una extensión inmejorable de área verde.

Dentro de la comunidad, se entiende que cada familia tiene una visión individual de su casa ideal y de su vida en Wilder. Por esta razón es que se ofrecen diferentes opciones, así como que el comprador decida qué tanto se quiere involucrar en el proceso de creación exclusivo de su casa.

Además de crear viviendas únicas, Wilder también tiene una selección de proyectos de arquitectura, diseñados por el reconocido arquitecto de California,Robert Hidey.

Una de las tipologías residenciales es la Classic Orinda Ranch style, la cual ofrece una interpretación contemporánea de lujo de este estilo en particular, originado en la ciudad de Orinda. La vivienda con una extensión de 465 m2, posee un ambiente cálido, relajado pero muy bien articulado.

La residencia cuenta con dos niveles, que incluyen cuatro recámaras y cuatro baños y medio, a través de una experiencia de múltiples alas. Los materiales logran establecer un ambiente libre, donde existe un vínculo entre el exterior y el interior.

Esta tipología ofrece una experiencia clásica de techos altos inclinados. Al llegar, el habitante es recibido por un pórtico de piedra y una puerta de madera que lo dirige hacia la galería frontal. Cada habitación tiene ventanas que permiten apreciar el envidiable paisaje.

En la primera planta, se encuentra el gran salón un lugar espacioso que se conecta con una galería exterior donde hay un deck de piedra y una chimenea. La cocina está ventilada naturalmente de manera generosa y cuenta con una gran barra que se contacta con la sala familiar.

En la planta inferior, se ubican dos habitaciones secundarias junto con un cuarto de juegos, mientras que al final del pasillo se encuentra la recámara principal. Por debajo de las escaleras se diseñó una cava de vinos para completar la experiencia de entretenimiento.

La combinación clásica de elementos arquitectónicos dentro del planteamiento de Wilder logra ofrecer la vivienda ideal para una familia que busque la libertad, armonía, naturaleza y entretenimiento. Sin duda, Wilder es una experiencia comunitaria interesante y de gran potencial.