Juego de transparencias

La transparencia de esta casa produce dos efectos inversos. Mientras que de día se baña de luz natural, de noche se asemeja a una lámpara cuya luminosidad enfatiza los volúmenes de la arquitectura.
Diseño realizado por el estudio Migdal Arquitectos.
Diseño realizado por el estudio Migdal Arquitectos. (Foto: Cortesía Rafael Gamo y Luis Gordoa)

Ciudad de México

La ubicación de esta casa, en un campo de golf de la Ciudad de México, fue uno de los factores preponderantes al que responde su diseño realizado por el estudio Migdal Arquitectos. La propuesta se basó en orientar los espacios hacia el jardín, para generar una continuidad desde el inmueble hasta el campo de golf que crea una gran área verde. A esto responde la configuración de la planta en forma de L.

La iluminación natural también fue fundamental en la concepción del proyecto. A través de sus grandes ventanales y un tragaluz de cristal traslúcido se aprovecha al máximo la luz del sol, la cual ilumina abundantemente sus interiores. La distribución de las diferentes áreas se resolvió en tres niveles: un primer basamento en el que se ubican los servicios y que está constituido por una plataforma de piedra negra; un segundo nivel destinado a los espacios públicos que tiene acceso directo al jardín y el tercer nivel que constituye el área privada de la vivienda.


La sala, a doble altura, rodeada de cristal en todo su perímetro y enmarcada por un muro que se desdobla desde el techo para proporcionarle escala y contención, es la protagonista del área social. Al igual que en otras áreas comunes, su proximidad con el jardín fusiona exterior e interior creando un espacio continuo. Cerca a esta zona, se encuentra una terraza que, cuando el clima lo permite, se puede utilizar como comedor exterior o bien para contemplar el panorama que la rodea. A efectos de que el área interna de la casa se también se beneficiara de la iluminación natural, se proyectó un tragaluz longitudinal en el segundo nivel que abarca la doble altura. Los volados que controlan el asoleamiento producen un interesante juego de sombras en el muro contiguo. El gran pasillo que se genera a partir de esta lucerna, remata en su extremo superior en una ventana que enmarca los árboles del jardín.

La paleta de blancos y tonos neutros que dominan en los interiores, la decoración y la amplitud de los espacios internos enfatizan la luminosidad del ambiente. El mobiliario y accesorios se eligieron por su estética contemporánea de líneas sencillas, así como por su funcionalidad que permite rotar e integrar algunas de las piezas, a los diferentes espacios.