Nuevas tendencias para los espacios de trabajo

La estación de trabajo personal, el escritorio como centro del lugar de trabajo, desaparece poco a poco cediendo su espacio a áreas compartidas, llenas de vegetación y donde comer ya no es mal visto.
NeoCon se celebra en Chicago desde 1969 y marca la pauta en el diseño de interiores corporativos.
NeoCon se celebra en Chicago desde 1969 y marca la pauta en el diseño de interiores corporativos. (Fotos: Cortesía Círculo Cuadrado)

NeoCon es sin duda el escenario más importante en el continente americano y lo que ahí se presenta hace eco en los mercados vinculados y sus poderosas empresas.

Visitamos los showrooms de este recinto y desciframos las nuevas tendencias para los espacios de trabajo. A continuación les presentamos algunos de nuestros hallazgos, como las cinco macro tendencias que llamaron nuestra atención durante la cita anual.


Un importante incremento de las áreas de estar compartidas


Esta tendencia se consolida y sigue en crecimiento, básicamente todas las firmas presentaron más opciones para resolver áreas de estar en las que se pueda trabajar. Sillones, archipiélagos, conjuntos de silloncitos, mamparas divisorias, células aisladas y compartidas. Lo que es un hecho es que la estación de trabajo personal, el escritorio como centro del lugar de trabajo desaparece poco a poco cediendo su espacio al trabajo colectivo y nómada.


Regulación en la altura de los escritorios


Los estudios han determinado, y esto no es novedad, que pasar toda la jornada sentado en un escritorio no es lo correcto, sencillamente causa daños al organismo. Este año vimos un incremento en los productos que fomentan el trabajar de pie alternando con las labores que se realizan sentados. Estas estaciones de trabajo están enfocadas en aquellas personas que, por la naturaleza de su trabajo, pasan horas fijas en un mismo lugar.


Contactos, enchufes y tomas de corriente... ¡en todos lados!

La dependencia de los aparatos electrónicos y la alta movilidad que éstos fomentan han convertido a los usuarios en seres sedientos de corriente eléctrica.

Todos necesitamos recargar las baterías de nuestros dispositivos y los productores de soluciones han diseñado sistemas con tomas de corriente por todos lados. Las encontramos en asientos, mesas de trabajo y estaciones de carga. Mientras la vida de las baterías no mejore sustancialmente, los contactos eléctricos no serán suficientes.


Comer y trabajar ya no está mal visto


Hasta ahora, los colaboradores de una empresa suspendían por completo sus actividades para tomar sus alimentos, pero en un mundo donde la interactividad y la creatividad son la base para el éxito, el momento de la comida comienza a ser un espacio de productividad también.

A lo largo de la exposición encontramos propuestas y soluciones para crear espacios que combinen trabajar y comer rompiendo paradigmas de horarios y actividades. Las formas de trabajo continúan en constante evolución de la mano de la tecnología y los espacios de trabajo se siguen adaptando a las necesidades que de estos cambios surgen. 

Conceptos que hace más de 15 años eran una propuesta que no se tomaba con mucha seriedad, actualmente se van convirtiendo en los corazones de las empresas interesadas en formar parte de la vanguardia y dejar su huella en el siglo XXI.


Oficinas llenas de vegetación

Ahora que los edificios se han hecho a la idea de que la luz natural es clave y que la ventilación cruzada es una buena idea, la atmósfera interior de las oficinas se ha tornado más agradable. Vimos proliferar la propuesta de incluir y convivir con plantas en los espacios de trabajo. Parece ser que las oficinas finalmente comienzan a ser realmente verdes.