Deportes a color

Los colores crean sentimientos y emociones, por esto la firma Evolution Design tomó el color como elemento fundamental para el diseño de un espacio deportivo.

Neumatt Sports Center es un lugar que proyecta una energía especial y diferente, que se llena de luz natural y que refleja los vibrantes colores de sus interiores y el azul del cielo. El color fue la clave para una arquitectura efectiva para este centro.

El proyecto fue diseñado por la multipremiada firma de arquitectura suiza Evolution Design, y se localiza en Strengelbach, una ciudad cerca de Zúrich, en Suiza. El conjunto tiene una extensión de 2,300 m2 y fue terminado en diciembre de 2015.

El inmueble proyecta los estándares internacionales deportivos, con la intención de convertirse en un espacio en donde gente de todas las edades se sienta a gusto de vivir y aprovechar.

El terreno posee una ligera pendiente, por lo que el diseño aprovechó esta situación y posicionó un extremo del edificio más arriba que el otro. Además, el conjunto está rodeado por escuelas, campos deportivos y viviendas de poca altura, por lo que integrarse con los alrededores fue imperativo.

Normalmente, los gimnasios o bloques deportivos son construcciones muy grandes y llamativas, pero para el Neumatt Sports Center la intención fue ser lo más sutil posible, por lo que redujeron el impacto visual por medio de un diseño de paisaje que sirviera como transición hasta la calle.

La fachada fue definida como un elemento unificado: un muro cortina que refleja el cielo y los cambios de tonalidades de acuerdo a la hora del día. El acabado principal del volumen se basó en la aplicación de un estuco que despliega un patrón visual que hace alusión al deporte, lo que le imprime una identidad muy clara y adecuada a la obra.

La aplicación de la gama cromática, como se menciona, es uno de los elementos principales de diseño, debido a que el edificio por sí mismo es muy simple tanto en construcción como en el uso de materiales, ya que existía una restricción de costo por parte del municipio de Strengelbach, que buscaba eficiencia en todos los aspectos del proyecto.


Para Evolution Design fue importante que el centro estuviera enfocado en satisfacer las necesidades de los niños, sin descuidar a los adultos. Por esta razón, el uso del color fue importante, dotando de una atmósfera dinámica y divertida al espacio. Como ejemplo, los baños tienen diferentes tonalidades en lugar de utilizar números, además el diseño de las regaderas se definió en concreto y madera, únicamente revestidas por una paleta de colores primarios.

El uso de la luz natural siempre es protagonista en espacios deportivos y de reuniones. Debido a esto, el núcleo interior central se definió a doble altura, lo que cubrió la franja superior con cristaleras que por su tamaño permiten que el recinto esté intensamente iluminado y aportan la sensación de estar en el exterior, además de permitir a los visitantes tener un sentido del tiempo muy evidente.

Es importante destacar que se puso atención precisa a los aspectos de sustentabilidad. En el segundo piso se seleccionó un vidrio especial capilar que maximiza la inercia y el aislamiento térmico, al mismo tiempo que garantiza un paso de luz natural óptimo y minimiza el brillo, además de ahorrar energía en cuanto al uso de iluminación artificial.

No se incluyó un sistema de aire acondicionado, sino que en su lugar se instaló una bomba de calor geotérmico, la cual utiliza naturalmente calor del subsuelo para calentar el interior en invierno y enfriarlo en el verano.

La firma también desea que el centro sea una muestra de cómo se puede vivir dentro de edificios ambientalmente adecuados, así como mostrar a los niños que el mundo posee recursos limitados que se deben de utilizar de manera eficiente. Se puede decir que hacer uso de un espacio deportivo tan completo y óptimo como este se encuentra al mismo nivel que experimentar las instalaciones para el deporte de alto rendimiento.