A espacios pequeños, grandes ideas

Los espacios comerciales no están exentos de contar con poco espacio, pero según Jakob Gómez, de Kob + Co. esto también tiene sus ventajas.

Hacer algo significativo con pocos metros cuadrados representa un reto interesante y satisfactorio para el arquitecto Jakob Gómez, fundador de Kob + Co, estudio especializado en arquitectura, construcción y diseño industrial e interior establecido en Monterrey. De hecho asegura que tener un espacio saludable no tiene nada que ver la dimensión o los metros cuadrados.

Cuando se abordan proyectos de esta naturaleza, como Musk and Moss y The Fabulous Frozen Factory, Jakob y su equipo aprovechan cada rincón, desde el piso hasta la parte superior, para obtener una mejor solución espacial. Para dar amplitud, profundidad y altura al lugar, la perspectiva que manejan es acentuar la longitud del espacio. “Hay varias formas e ilusiones ópticas con las que puedes jugar para ampliar, así como con las longitudes y los colores”, menciona Jakob.

La iluminación es otra herramienta que utilizan a su favor para enaltecer la estética en general del lugar y dar extensión, pues la aprovechan también para resaltar los detalles de los productos. Al respecto Jakob afirma: “Sobre todo cuando es un proyecto comercial, el espacio tiene que estar iluminado en todos los sentidos, tanto el espacio como el producto. Y ese es básicamente nuestro proceso, tenemos luces que dan un tono general al espacio y acentos específicos en los productos”.

Como bien sabemos, en Kob + Co. dominan muy bien el tema del diseño de mobiliario. Es por eso que diseñan y fabrican muebles exclusivos para cada negocio. Ésta resulta la mejor opción, ya sea para dar personalización a espacios comerciales o porque las medidas estándar de las mesas o los muebles no se ajustan a las dimensiones del lugar. Así ha sido en absolutamente todos sus proyectos comerciales, ya que de esta manera tienen la libertad total de crear, mover, quitar y, sobre todo, aprovechar todo el espacio posible.