El rediseño de la casa de Charles Dickens

Esta residencia fue propiedad del gran escritor Charles Dickens. Indudablemente posee una gran historia y recientemente fue rediseñada en su interior.

París

 La casa de 1930 posee las características estéticas de cualquier townhouse de principios del siglo XX, su fachada perfectamente organizada y geométrica exhibe una visión moderna que pretende ser actualizada.

La propuesta de interiorismo fue realizada por los diseñadores Hélène y Olivier Lempereur, quienes tienen oficinas en París, Francia y Bruselas, Bélgica. Para cada proyecto, este dúo captura los deseos y necesidades de los clientes, para luego interpretar y traducir esos mensajes de acuerdo con sus propias sensibilidades.

El proyecto requería de una intervención para poder renovar, reestructurar y optimizar cada superficie del edificio. Por medio de diversos juegos de transparencias, se creó un sentido de descubrimiento en cada espacio hasta llegar a la alberca y al jardín botánico.

Durante el proceso de diseño, se buscó una estructura por medio de fases que conectara toda la propuesta y que finalmente fuera una solución de acuerdo a las necesidades del cliente.

Olivier y Hélène complementan sus habilidades de diseño, mientras que el primero aporta la parte técnica, de mobiliario y la intuición, la segunda contribuye a la investigación y un uso único de materiales, formas y luz, logrando crear una visión que enfatiza la belleza, conforme se definen los elementos del espacio interior. 

A través de la residencia se aplicaron diversos detalles de diseño, como la espectacular escalera que parece haber sido tallada en piedra sólida, el muro de ónix amarillo retroiluminado o los libreros simétricos en madera de roble color avellana.

En esta vivienda se puede percibir una especial atención al uso de la luz, los efectos lumínicos y la relación entre el exterior e interior. Bajo esta idea, el interior se convierte en escenario de múltiples espectáculos, donde se combinan perspectivas y la propuesta toma su lugar sin negar su pasado.

Uno de los elementos principales de la arquitectura es la aplicación de las transparencias de mármol, que ofrecen una visión que va más allá del interiorismo tradicional y ofrece sutiles armonías y recorridos interesantes en las áreas comunes y privadas.

El mobiliario es profundamente geométrico con elementos en colores contrastantes que siguen una línea contemporánea, mientras que la paleta de colores se basa en tonos neutros con la aplicación de algunos colores contrastantes en pisos o muros. Los materiales regularmente son aplanados con pintura blanca, maderas y el uso de concreto con pigmentación en colores cálidos.

La terraza de la alberca ofrece áreas exteriores que buscan lograr esa unión con el espacio interior, lo cual provoca una sensación de calma y tranquilidad. Naturalmente, esta residencia cobra una nueva vida gracias a la esencia que está en armonía con el paisaje y se inspira en los colores del atardecer.