Caste: naturaleza interior

Cada pieza de la colección de esta marca norteamericana expresa una propuesta de libertad creativa que recupera las formas de la naturaleza en diseños que privilegian los procesos artesanales

Los expertos en interiorismo suelen decir que la decoración de un espacio comienza por una pieza clave especial, ya sea por su diseño o porque tiene un significado particular para los habitantes de la casa. También dicen que debe haber una pieza de gran calidad, puede ser una silla, un sofá, una mesa o tal vez una escultura. Los diseños de Caste cumplen con todos estos requisitos y la buena noticia es que en México ya podemos acceder a ellos.

Hay cuatro mentes tras la marca, todos ellos con experiencia en moda, ámbito que abandonaron para dedicarse a la creación y comercialización de mobiliario, iluminación y accesorios. El artista y diseñador de casi todas las piezas es el escultor Ty Best, quien trabaja en un rango entre lo funcional y el arte, dice Al Oliver, uno de los socios que recientemente visitó México.

Oliver nos explica también que Caste ha logrado un vocabulario visual propio inspirado en la naturaleza de Montana, lugar donde nació y vive Ty Best. En especial retoman las formas de la geología, así como de fósiles de huesos. Esto queda muy claro cuando observamos los detalles de sus sillas, como la Gallatin Dining Arm, en la cual las patas traseras inician bajo el respaldo en suaves curvas, que dan la impresión de convertirse en una criatura. Cabe señalar que esta originalidad orgánica aporta no solo estabilidad sino también elegancia, de modo que, a partir de formas primitivas, logran crear piezas muy contemporáneas, afirma Oliver.

Otra característica de los muebles de Caste es que son hechos a mano casi en la totalidad de su proceso, utilizando técnicas antiguas con estándares éticos modernos y que combinan diversos materiales, todos de la más alta calidad. Entre las maderas que trabajan están el roble, el nogal y el wengué, de las que sus vetas naturales son conservadas especialmente en mesas laterales y de centro. Las maderas son combinadas con pieles, textiles y metales, como el bronce.

Caste trabaja sobre todo con arquitectos e interioristas y el público en general accede a sus creaciones mediante showrooms multimarcas de muy alto nivel. Tal como es el caso en México, pues es presentado por Colección Interiorismo, en Polanco.

La capital mexicana es la primera ciudad de América Latina donde Caste tiene presencia y esto responde a que muchos diseñadores mexicanos han buscado el contacto con ellos.

Los socios están más interesados en conservar su libertad creativa que en montar establecimientos por todo el mundo. Sin embargo, este año llevarán su mobiliario a Londres y pretenden incrementar su colección ampliándose incluso a mobiliario para exteriores, que seguramente conservará su estilo puro y propositivo, alejado de las imposiciones de moda mundial.