Alley's adventures: Un refugio arquitectónico

Una casa que busca ser diferente, se adapta a la curvatura de las montañas y remata en el mar, ofrece una experiencia dinámica para sus habitantes.

SongdoHouse, o también conocida como Alley’sAdventures in WonderHouse es un proyecto que emula la esencia de los callejones de la ciudad donde se encuentra, y al mismo tiempo exhibe una fusión entre la montaña y el mar.

La casa fue proyectada por la firma coreana Architect-K, dirigida por Kichul Lee. SongdoHouse se encuentr a ubicada en Busan City, una ciudad que fue moldeada por la migración de refugiados durante las guerras en Corea. La construcción tiene una extensión de 454.02 m2 y fue terminada en marzo de 2015.

El concepto de diseño se basó en mimetizarse con la forma irregular de las edificaciones que se realizaron en Busan City durante ese periodo de guerra, las cuales se adaptaron a la curvatura de las montañas. De esas geometrías irregulares surgieron múltiples callejones como conexiones entre las viviendas. En la actualidad, la forma irregular de la traza urbana de Busan, vista a través de callejones y su arquitectura, es el sello distintivo respecto a las demás ciudades del país.

Es importante entender que la playa de Songdo fue la primera en ser pública en el país, y después de pasar por un desarrollo acelerado durante las décadas de los 60’s y 70’s, sufrió una reglamentación restrictiva que la transformó en un lugar idóneo para vacacionar en familia.


La propuesta arquitectónica de la residencia buscó definir una casa tipo resort que incluyera una pequeña galería, aportando un área más al desarrollo de la playa. Aunado a lo anterior, la arquitectura tiene la intención de enfocar vistas hacia la vegetación y al complejo vacacional. OceanGallery servirá como un espacio cultural dentro de un gran conjunto comercial.

El proyecto también se orienta a recuperar el valor de la cercanía con la playa y el centro de Busan, lo que plantea una nueva zona residencial preocupada por su participación con el entorno y el ambiente natural y social.

La casa se divide en cuatro niveles que se conectan por medio de ocho escaleras, dos niveles están sobre la tierra, mientras que los restantes son semienterrados. El planteamiento curvo de la planta se adapta desde la colina hacia el frente marítimo, al mismo tiempo que limita con un gran jardín al sur que se convierte en un remate visual que los habitantes pueden disfrutar.

La estructura de la vivienda se basó en el uso del concreto reforzado aparente, empleando diferentes tipos de cimbras y moldes para crear distintos tipos de acabados. De la misma manera, se utilizaron ladrillos de basalto y paneles metálicos que imprimen al edificio un lenguaje unificado. Estos materiales crean una percepción de un flujo continuo en los pasillos y los acentúan para definir los usos de cada ámbito.


Las áreas habitacionales se definieron en los dos niveles superiores. El primer nivel tiene un esquema de planta abierta que distribuye la sala, comedor, cocina y una doble altura; en este mismo piso, se ubicó la recámara principal que incluye vestidor, baño y un patio privado. En la segunda planta se diseñaron los demás espacios: la biblioteca, un cuarto de cine y un salón de fiestas al que se puede acceder mediante un puente de manera independiente.

El espacio se define por el r esto de los elementos, que a su vez crean recorridos y experiencias dinámicas. Sin duda, es importante reconocer que después de la construcción de esta propiedad se revitalizó el desarrollo en esta zona que comprende programas residenciales con espacios recreativos. Esto finalmente le ofrece un valor agregado a la ciudad y se vuelve atractivo para los futuros residentes.