Celebra Vladimir Cora, trasplante de Corazón.

La escultura estaba colocada en la Plaza del Músico donde sobrevivió en medio de los ambulantes; ahora se encuentra en una glorieta intermedia de Pozuelos.
 Vladimir Cora recordó cuando obsequió la escultura en el arranque de un festival Internacional Cervantino.
Vladimir Cora recordó cuando obsequió la escultura en el arranque de un festival Internacional Cervantino. (Carlos Olvera)

Guanajuato

El artista nayarita Vladimir Cora, celebró que su obra El Corazón Más grande del Mundo, haya sido trasplantada de la Plaza del Músico, donde sobrevivió en medio de lonas tendidas y mecates del comercio ambulante, a una glorieta intermedia de Pozuelos donde fue colocada el fin de semana.

En entrevista vía telefónica el artista plástico recordó que obsequió el Corazón,  al arranque de un festival Internacional Cervantino cuando el estado invitado de honor fue Nayarit, y en reconocimiento que Guanajuato, abre su corazón cada año a miles de visitantes de todo el mundo.

Dijo que lo comentó con los gobernadores de Nayarit, el de Guanajuato, con el alcalde en turno  y con autoridades del FIC cuando se abrió la casa Nayarit, todos quedaron encantados pero al paso del tiempo, nadie quitó  la escultura de ahí.

“Alguien me reportó que se la estaban robando a pedazos y la voy viendo con varios pedazos cortados a segueta me dio tristeza, pero ya se había cambiado de lugar;  siempre hay un responsable de estos  actos, a lo mejor a las autoridades estatal y municipal no le dieron interés no la tomaron en serio o se les hizo fácil dejarla al olvido”, señaló.

Sin embargo, ahora dijo que está muy contento porque el Corazón ya tiene un nuevo lugar, “yo estoy encantado de que mi obra luzca como debe ser en Guanajuato, porque me siento parte de la cultura guanajuatense; porque he participado en varios cervantinos y eventos culturales en lugares como San Miguel de Allende, por eso me siento muy guanajuatense”, enfatizó.

Cora recomendó que para hacer las reparaciones del corazón, el gobierno municipal se pusiera en contacto con Alejandro Velazco, que es el maestro fundidor de la obra, para que el saque los moldes de las piezas faltantes y quede reparado al 100 por ciento.

Finalmente, indicó que los guanajuatenses capitalinos “son el corazón del estado y de México, al recibir año con año a tanta gente; reciben a grandes artistas  de varios países y eso es maravilloso”, añadió.