Murió el rey del polo

Carlos Gracida murió ayer después de sufrir un accidente mientras jugaba polo en Florida, Estados Unidos.

Florida

En un encuentro del equipo Santa Clara, en Florida, Estados Unidos, el polista Carlos Gracia fue derribado por su caballo y llevado al hospital en estado grave, donde finalmente falleció el pasado miércoles.

Autonombrado como “el mejor polista”, Carlos Gracida construyó su leyenda a lo largo de 30 años de práctica y competencia. Hijo del también polista Guillermo Gracida, fue merecedor tres veces del Grand Slam de polo en 1987, 1988 y 1994, además de diez títulos en el Abierto Británico, nueve en el de Estados Unidos y cinco en el de Argentina.

Carlos Gracida es un referente en el país,  comentó el polista Jesús Solórzano, quien guarda un gran respeto por la familia Gracida: “Carlos y Guillermo pusieron el nombre de México muy en alto y desde entonces estamos en un mapa, hablando del deporte”. En entrevista para Dominical, Solórzano dijo que Gracida al competir con Argentina e Inglaterra (lugares donde hay semilleros de hándicap, a diferencia de México que es un país donde se practica poco)  llevó las miradas de los polistas del mundo a México.

Gracida fue profesor de polo del nieto de Isabel II de Inglaterra, lel príncipe William, quien en una ocasión al llegar tarde a uno de sus entrenamientos, le pidió disculpas. “Nunca nadie se había disculpado tantas veces conmigo por llegar tarde, ahí fue donde me di cuenta la clase de persona que es. Lo que más aprendí, es que la gente debe ser humilde, es la clave para ser exitoso”, contó Carlos Gracida en una entrevista a Milenio Diario, en 2013.

Cuando el príncipe William lo presentó a Kate Middleton sus palabras fueron “Esta persona es el mejor jugador de polo, es una leyenda, es el mejor y mi papá piensa igual”.

En el 2012 y siendo un jugador longevo de 53 años, volvió a alcanzar la fama con los equipos Ellerstina y La Espadaña. Actualmente, juegaba con el club Santa Clara, en Florida, Estados Unidos.

Gracida falleció en un hospital de Florida al quedar inconsciente tras ser tirado por su caballo. Una muerte que ha conmocionado al mundo del polo en México.

Jesús Solórzano reacciona ante el fallecimiento de Carlos Gracida

Inevitablemente una gran pérdida que nos estremece a toda la comunidad de polistas de México, tanto como jugador, amigo y padre de familia fue una noticia que nos dejó fríos a todos los jugadores. Lo único que puedo decir, es que en todos los deportes del mundo hay genios que marcan la historia de estos y Carlos Gracida fue uno de ellos y pues con mucho orgullo, mexicano. Es un trago a digerir un poco distinto, no queda más que honrarlo con la frente en alto y asimilar a un gran genio que tuvimos entre nosotros como jugador”.

¿Alguna anécdota que recuerde en el largo trayecto que compartieron?

Tuve la gran fortuna y orgullo de compartir cancha con él en más de una ocasión y es algo que atesoro. Son lecciones de vida que no se dan fácilmente.  Verlo era un privilegio.