Crean en India calzado con GPS

Además de marcar la ruta, las aplicaciones utilizadas permiten conocer datos como las calorías consumidas o la distancia recorrida; son usados para el deporte o personas invidentes.

Nueva Delhi

Unos zapatos con GPS que dos jóvenes indios diseñaron para ayudar a personas invidentes se han convertido en un éxito entre quienes hacen deporte en este país y se preparan para dar el salto al mercado internacional con órdenes de compra desde una veintena de países hasta el momento.

Con unas plantillas con conexión Bluetooth que recibe órdenes desde un teléfono móvil en el que se establece un recorrido a través de Google Maps, los zapatos Lechal, "llévame contigo" en hindi, abrieron una veta novedosa en el mercado al tiempo de colaborar con organizaciones de invidentes.

Uno de sus inventores, Krispian Lawrence, aseguró que desde su salida al mercado en septiembre recibieron cerca de tres mil peticiones de compra, primero en la propia India y "cada vez más en el exterior".

Este calzado se patentó como el primero en utilizar este sistema de navegación por satélite a través del servidor de la multinacional estadunidense Google.

Cada zapato vibra, a derecha o izquierda, para indicar los giros necesarios en el trayecto marcado.

El diseño es obra de Lawrence y su socio Anirudh Sharma, dos jóvenes de 30 y 28 años, respectivamente, formados académica y profesionalmente en Estados Unidos, donde adquirieron experiencia en nuevas tecnologías y en el campo de las patentes.

De regreso a su país, fundaron en 2011 en el estado suroriental de Telangana la empresa tecnológica Ducere Technologies, que cuenta con 50 empleados con una media de edad que ronda los 25 años y cuyo producto estrella son estos zapatos compatibles con tecnologías Android, iOS y Windows.

El calzado se vende acompañado de baterías y de un cargador universal como los utilizado para recargar teléfonos móviles.

"Estamos incrementando las rutas de distribución" para canalizar a más países los pedidos que recibe la página web de la empresa, afirma Lawrence.

Aunque su comercialización va haciéndose sitio entre corredores y ciclistas, el abanico de clientes es creciente, explicó el empresario.

"Vivimos en un mundo que se guía mucho por modas y ahora la moda es la tecnología", dijo.

Además de marcar la ruta, las aplicaciones informáticas utilizadas, disponibles en varios idiomas, permiten también conocer datos como las calorías consumidas, la distancia recorrida o el tiempo que se tardaron.

El precio de este calzado inteligente oscila entre los 100 y los 150 dólares, pero la compañía tecnológica colabora con organizaciones no gubernamentales como el Instituto del Ojo L.V. Prasad de Hyderabad, capital del estado, a las que facilita este producto a un coste menor.

Los zapatos ayudan a personas con dificultades de visión a seguir una ruta, como complemento a otras tecnologías que advierten de obstáculos en su camino.

Aunque diseñados en India, los Lechal se fabrican en China.

"Pero vamos a trasladar la producción a la India en cuanto podamos y ya tenemos estudiadas hasta catorce posibles localizaciones para la fábrica", puntualiza Lawrence.

Los zapatos con GPS siguen la saga de inventos en calzado que en los últimos años han proliferado.

En 2012, una empresa de Estados Unidos, GTX, comenzó a vender unas plantillas con un localizador por satélite pensadas para el seguimiento de personas con alzheimer que corren el riesgo de perderse.

Hace también dos años, un artista británico, Dominic Wilcox, diseñó unos zapatos con un chip en el que se graba una ruta que luego va indicando mediante luces LED la dirección a seguir en el pie derecho y la distancia restante hasta el destino en el izquierdo.

Wilcox se inspiró en Dorothy y su travesía en "El mago de Oz" con unos zapatos mágicos que le permitieron volver a casa.