Critican a YouTube para niños por demasiada publicidad

La CFC analizará si YouTube efectivamente atrae a los niños con publicidad engañosa
Los activistas dicen que los medios digitales deberían estar sujetos a las mismas regulaciones que la televisión
Los activistas dicen que los medios digitales deberían estar sujetos a las mismas regulaciones que la televisión (Flickr/Eric Peacock)

La nueva app YouTube Kids para dispositivos móviles busca atraer a niños con publicidad engañosa e injusta y debería investigarse, denunció en una carta enviada a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos un grupo defensor de los consumidores.

Google lanzó la aplicación en febrero y dijo que era para brindar un lugar "más seguro" para que los niños vieran videos porque el servicio quedaba restringido a "contenido familiar".

Pero los activistas dicen que la app está tan cargada de publicidad que es difícil diferenciar entre los videos y los comerciales. Un ejemplo es un video de 7 minutos de los personales de la película de Disney "Frozen" que aparecen como muñecos dentro de un McDonald's de juguete, comiendo helado y bebiendo Sprite.

Los activistas dicen que los medios digitales deberían estar sujetos a las mismas regulaciones que la televisión, que limita el contenido comercial en programas infantiles.

"Como consumidor, uno debería tener derecho de saber quién está tratando de persuadirte", dijo Angela Campbell, del Instituto de Representación Pública en Georgetown Law, que dio asesoría legal a la coalición.

Especialmente en el caso de los niños, "la aplicación se aprovecha injustamente de su natural confianza y falta de experiencia", añadió.

En una declaración el martes, YouTube dijo que trabajaron con "numerosos socios y grupos de defensa infantil cuando estábamos desarrollando YouTube Kids". Señaló que "aunque siempre estamos dispuestos a escuchar opiniones sobre formas de mejorar la app, no fuimos contactados directamente por los firmantes de la carta y estamos en total desacuerdo con sus afirmaciones, incluyendo su insinuación de que ninguna forma de experiencia gratuita, financiada por publicidad, será aceptable para los niños".

Desde su debut en 2005, YouTube se ha convertido en el portal de video más popular en el mundo, con más de 1.000 millones de usuarios. Para los padres, se ha vuelto una forma fácil de encontrar videos de Elmo o episodios completos de "Barney" y otros programas infantiles. Pero cuando se buscan esos videos, es fácil toparse con versiones generadas por usuarios y dirigidas a adultos.