Bumble, la nueva app de citas de la ex de Tinder

Whitney Wolfe, ex empleada de Tinder, declaró la guerra a la empresa. Primero los demandó por acoso sexual y discriminación, y ahora lanza una aplicación para conseguir citas.
Bumble es una aplicación para encontrar citas sin compromisos, pero "más segura y respetuosa".
Bumble es una aplicación para encontrar citas sin compromisos, pero "más segura y respetuosa". (www.bumble.com)

Ciudad de México

Dos ex empleados de Tinder le declararon la guerra a la aplicación de citas casuales y sin compromisos. Se tratan de Chris Gulczynski y Whitney Wolfe, la cofundadora y ex vicepresidenta de marketing de Tinder que demandó a la compañía por acoso sexual y discriminación.

Ambos crearon Bumble, junto a Sarah Mick (socia de Gulczynski con quien fundó la app musical YayNext), una aplicación de "descubrimiento social" parecida a Tinder, pero "más segura y respetuosa" donde nunca obtendrás mensajes no deseados.

"Estamos cambiando las reglas del juego. Bumble es un emocionante nuevo lugar para conocer gente", señala la página de Facebook de la aplicación.

Aunque aún no está disponible y no hay mucha información de cómo funcionará realmente, en la página de la app se muestran fotos de cómo será Bumble. Para empezar, tendrá información más detallada de las personas; mostrará la posición de trabajo, la empresa donde labora, la universidad y el año de graduación.

Se espera que la aplicación sea lanzada el 1 de diciembre y por el momento sólo estará disponible para iOS.

La batalla de Whitney vs Tinder

Whitney Wolfe renunció a Tinder después de que Justin Mateen, director de marketing, la llamara "puta" delante del CEO de la empresa Sean Rad.

Wolfe inició una demanda contra Tinder señalando que fue víctima de mensajes, emails y comentarios "sexistas, racistas e inapropiados" por parte de Matten y que Rad simplemente ignoró sus quejas.

Wolfe también plantea en la demanda que fue pieza clave en la creación de Tinder y reclama su título como cofundadora, el cual fue borrado por Rad y Mateen ya que "sólo era una niña de 24 años sin experiencia".

En la demanda se apunta que Mateen quería una relación amorosa con Wolfe y que tras ser rechazado comenzaron los problemas. Tinder suspendió a Mateen después de que la demanda se hizo pública e inició un proceso de investigación interno.

Ahora Wolfe lleva su batalla a otro nivel, el de las apps para conseguir citas.