Colombia combina sabor y ecología en Tailandia

Cocineros colombianos han llevado a Bangkok un "eco-manjar"  preparado a partir del pez león, en el que combinan la alta gastronomía con la lucha medioambiental.
Los chefs exhibirán distintas formas de preparar el pez león, una especie venosa aunque de carne exquisita.
Los chefs exhibirán distintas formas de preparar el pez león, una especie venosa aunque de carne exquisita. (Cancillería de Colombia)

Bangkok

El matrimonio colombiano Arelis Howard y Orvil Robinson, de la isla caribeña de Providencia, participan hoy en un seminario con chef de la capital tailandesa en el que exhibirán distintas formas de preparar el pez león, una especie venosa aunque de carne exquisita.

Hasta el viernes, tendrán ocasión de experimentar con las posibilidades culinarias de este pescado cocineros y estudiantes de los hoteles Chatrium River Side, Windsor o Siam Niramit, así como de las escuelas de cocina Suan Dusit International o Le Cordon Blue Dusit.

La intención de las autoridades colombianas es convertir el pez león en un manjar ecológico o "eco-manjar" de forma que su consumo promueva el control de la especie invasora que está acabando con numerosas especies en la costa atlántica desde el sur de Estados Unidos hasta Venezuela.

Procedente del área oceánica del Indo-Pacífico, esta especie se ha convertido en un depredador voraz sin apenas rival debido a la armadura de espinas venenosas que lo protege, además de su habilidad para camuflarse entre las algas y los corales de arrecifes.

"Las primeras veces que se vio al pez león en Providencia fue hace cinco años, es una especie muy dañina para la economía local porque se come las larvas de las langostas y peces y alevines de especies como el pargo, de gran valor agregado", explicó a Efe Howard.

La cocinera, que dirige junto con su marido un restaurante en Providencia, se involucró en un proyecto iniciado por la comunidad y con apoyo del Gobierno colombiano para fomentar la caza y el consumo del pez invasor para controlar su población.

"Al principio existía mucho tabú porque es un pez venenoso, pero la gente no sabía que el veneno desaparece cuando muere. Además, su carne es blanca pero tiene las proteínas y el omega de la carne roja del pescado. Cuanto más venenosos más nutritivos son los pescados", aseguró Howard.

En un proyecto, en el que también participaron el gestor cultural Martín Andrade y la bióloga Lina López, presentaron una receta elaborada a partir del pez león al Premio Nacional de Cocinas Tradicionales en 2012.

Resultaron ganadores en la categoría de Innovación con un plato bautizado "Opals Lion Fish Delight" y elaborado con dulce de jumbaleen (grosella), vino de tamarindo, leche de coco y plátano.

Debido a su "éxito" como depredador en el Caribe, el pez león, que en el Pacífico a apenas alcanza los 36 centímetros, en aguas del Caribe se ha desarrollado hasta alcanzar en algunos casos los 60 centímetros y un kilogramo de peso.

El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el único departamento insular de Colombia, está bañado por el denominado "mar de los siete colores" y su cultura se denomina raizal, que es una mezcla de influencias españolas, inglesas y del criollo sanadresano.