Aumenta búsqueda de ‘curas’ y consultas médicas por internet

Los temas relacionados a salud en la red carecen de soporte científico y la persona que utiliza el remedio puede sufrir reacciones adversas.
Rodrigo Hütt, cofundador de Voy al Doc Tu Cita en un Click y Mauricio Cruz, coordinador de comunicación digital de Sanofi.
Rodrigo Hütt, cofundador de Voy al Doc Tu Cita en un Click y Mauricio Cruz, coordinador de comunicación digital de Sanofi. (Blanca Valadez)

Cancún

En México existen 60 millones de internautas y el 80 por ciento busca en las redes temas de salud sobre diabetes, oncología, osteoartritis y vacunación cayendo en sitios de navegación poco confiables, manejados por personas sin capacitación en los temas, sin soporte científico y avalado por especialistas, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet.

Rodrigo Hütt, cofundador de Voy al Doc Tu Cita en un Click y Mauricio Cruz, coordinador de comunicación digital de Sanofi, explicaron que el 50 por ciento de la información que buscan los internautas es errónea, falsa, peligrosa, pretende sustituir la consulta médica y lo grave es que la persona no tiene a quien responsabilizar cuando por seguir ese tipo de indicaciones sufre reacciones adversas.

El estudio efectuado por la AMI y por Google reporta que los temas de salud pasaron del número 22 en el 2012 al lugar 16 en el 2013 en cuanto a top de visitas, por lo que es urgente que haya una regulación de los sitios de recomendaciones médicas dado a que en menos de dos años la cifra de personas que usarán las redes aumentará a 80 millones, siendo la clase media y media baja la que utiliza más este tipo de navegadores.

Es la gente afiliada al IMSS y al ISSSTE que tiene muy prolongadas sus citas médicas en sus hospitales que busca este tipo de consulta.

En la actualidad hay más de 5.8 millones de búsquedas de temas de salud al mes, siendo Yahoo! en el área de preguntas de los usuarios donde más la gente encuentra respuestas no oficiales, carentes de sustento médico y científico,  que pasan de boca a boca. "Basta que tecleen qué hago en caso de sentir o qué me recomiendan para que salga la supuesta mejor respuesta en los primeros lugares de navegadores, por gente que ni se identifica.

"La gente no busca sitios oficiales como es la Secretaría de Salud tampoco están atendiendo a los grupos que abren la industria farmacéutica dedicada únicamente a la orientación, sin pretende ofrecer medicamentos o promover la comercialización", dijo Hütt.

Los especialistas precisaron que, conforme a los estudios de AMI y Google, 49 millones de los internautas usan Facebook y el 31 por ciento consulta hasta 12 horas diarias a navegar sobre todo, mientras se encuentran en oficina. También en este medio los amigos se recomiendan y pasan sitios nada confiables, abundó.

En México los temas de salud son solicitados por usuarios de 35 a 50 años de edad. El tema está por encima de la moda, bolsa de trabajo, cursos de idiomas.

El perfil del usuario usa la red en primer lugar para revisar correos electrónicos y Facebook, luego utiliza los buscadores, chats, videos en línea, juegos, música y videos, noticias, películas, noticias locales, deportes, descarga de cintas, portales diversos y salud.

Las supuestas consultas y recomendaciones por internet se han convertido en la segunda opción de  atención, siendo los consultorios  ubicadas a un costado de las  farmacias donde acude el 42 por ciento de la población. Se estiman que de las 25 mil farmacias consultorios, 13 mil se dedican a atender a la población por 50 pesos en promedio, pero el 33 por ciento deja de acudir con ese médico por mala atención.

Hütt explicó que para cerrar el paso a este tipo de problemática y acercar a los especialistas a la población se conformó el espacio web Voyaldoc.com en el que los médicos ofrecen una segunda orientación a través de la webcam o skype durante 10 minutos a los pacientes, sin pretender sustituir la visita al médico. Es una segunda opinión.

Se dan consultas online dado a que, dijo, muchos pacientes llaman a su doctor constantemente buscando una orientación. La idea es que tengan consultas programadas con sus propios médicos, o también que encuentre un listado de especialistas capacitados.

Señaló que a un año de este tipo de interacción han detectado que el tipo de atención más solicitada es la urología, otorringo, oftalmología, pediatría, ortopedia e internistas.