Arte y diseño mexicanos a un clic de distancia

Sitios como Saatchi Online, en Reino Unido, y Soho Lofgallery, en Estados Unidos, son algunas importantes galerías virtuales de arte en el mundo que promueven piezas de artistas emergentes.

México

Pocas industrias no han sucumbido a las tentaciones de internet, y las del arte y el diseño no son la excepción. La comercialización de creaciones artísticas online es un negocio en ascenso que ya no es exclusivo de un selecto mercado. Ahora, con un solo clic prácticamente cualquier persona puede adquirir cuadros, grabados, ilustraciones o diseño desde su casa.

Sitios como Saatchi Online, en Reino Unido, y Soho Lofgallery, en Estados Unidos, son algunas importantes galerías virtuales de arte en el mundo que promueven piezas de artistas emergentes, quitándole a la obra artística el halo de elitista para acercarla a un público no especializado.

México no escapa a esa tendencia. Empresas como la recién creada Innventas ofrecen ya un variado catálogo de piezas que van desde arte contemporáneo, artesanía fina y fotografía, hasta diseño. La razón de esta incursión es que la firma estima que el comercio electrónico será un aliado de artistas y galerías tradicionales en una industria que representa 132 millones de dólares en el país.

A pesar de que aún falta camino para que las galerías virtuales mexicanas se consoliden como las estadunidenses o europeas, ya se están dando pasos importantes en el comercio digital en este sector, principalmente si de diseño se habla. Tal es el caso de Pure Envy, plataforma con más de un año de vida que promueve obras de 30 artistas consolidados y emergentes y cuya apuesta es por el talento mexicano; además de contar con "colaboraciones" de otros artistas de renombre. La presencia del talento que representa este sitio ha llegado también al Museo Rufino Tamayo, donde están en venta algunas de sus obras.

Pure Envy surge en un mercado que "privilegia el talento extranjero". "Iniciamos con el artista Ariel Rojo y hasta el momento representamos ya a 30 marcas mexicanas que promueven sus productos en la plataforma; además contamos con otros servicios, lo que significa que un total de 60 empresas mexicanas están trabajando con nosotros".

A diferencia de otras plataformas, en Pure Envy no solo encuentras obras artísticas tradicionales, como pinturas y esculturas. Su oferta incluye desde piezas de Art Toy, ilustración, diseño industrial e interiorismo, mobiliario, diseño de moda y calzado, hasta cupcakes. "No queríamos centrarnos en una sola cosa, porque te cierras mucho mercado", señalan sus creadores.

Entre su lista de talento se encuentran la empresa de Art Toy Bugs and Plush, Masiosare Studio, dedicada al diseño industrial e interiorismo, y el diseñador mexicano Ariel Rojo, famoso por su lámpara de cerdo ahorrador, entre otros.

En entrevista con Dominical MILENIO, los creadores de Pure Envy, David Mayen y Diego Rodríguez, hablan de su apuesta por el diseño nacional y su incursión en nuevo mercado que se mudó de las salas de exhibición al mundo digital.

¿Es difícil vender por internet?

Es complicado, porque hay una desconfianza en las operaciones y en el uso de las tarjetas de crédito. Lo que nosotros hemos hecho es comenzar con eventos, ir a bazares, buscar puntos de venta, eso es en lo que estamos. Ahorita tenemos un punto de venta dentro del Museo Rufino Tamayo y nos ha ido muy bien, sobre todo para difundir la plataforma. Nosotros realmente somos la comercializadora, los productos hablan por sí solos.

¿Qué buscan en un mercado en el que es más frecuente oír de ventas de arte y diseño online?

La idea es que seamos punto clave de la representación del diseño mexicano y que la gente vea que los productos son de buena calidad y, en un tiempo más, exportar nuestros diseños. Lo primero que nos interesa es consolidar el diseño en México y que se conozcan las propuestas. Estamos en un punto de transformación en el diseño mexicano al superar lo que llaman mexican curious, como las típicas imágenes de luchadores o de folclor. Las redes sociales nos permiten mirar el trabajo de otros artistas del mundo y no cerrarnos a lo de siempre.

¿Qué beneficios tiene pertenecer a una plataforma de comercialización como Pure Envy?

Más allá de generar dinero, lo que enriquece más es que se crea una comunidad que no está cerrada como otras plataformas de diseño. Eso nos ha permitido que crezca el diseño en México, porque no se encasilla entre unos cuantos. Aquí en Pure Envy lo que se está logrando es darle la oportunidad a gente que no tiene renombre, pero que puede participar en un espacio junto con aquellos que ya son reconocidos y, al mismo tiempo, que se exponga un trabajo al mismo nivel de ellos. Encuentro un lugar donde puedo mostrar lo que estoy haciendo y sé que muchas más personas lo van a ver. El punto de encuentro y hacer los contactos, tener ayuda para hacer una propuesta nueva, es la parte más importante.

¿Qué planes tiene Pure Envy?

Hay muchos proyectos, como abrir una tienda "física" de diseño. La expectativa para el otro año es mayor y queremos atraer más diseñadores que cumplan con nuestros requisitos para convertirnos en la plataforma número uno de diseño mexicano. Muchos de nuestros diseñadores tienen propuestas muy interesantes; por ejemplo, si compras ropa, apoyas a comunidades indígenas, eso también lo tratamos de explotar. Hay propuestas sustentables, otras que buscan colaboraciones con otros artistas para que hagan intervenciones. Hay otras, como Bugs and Plush, que representan muy bien el Art Toy, ya que hay muy pocas marcas mexicanas que lo hagan bien.