Cultura en movimiento, arte en las calles del DF

Una biblioteca móvil, adaptada en un camión, es un proyecto a cargo de la Fundación Alumnos 47 y se pueden leer y consultar libros de arte contemporáneo.

Ciudad de México

Quizás no muchos tengamos los mejores hábitos para leer, pero con esta nueva idea y en tu próxima visita al DF, la lectura se topará en tu camino... ¡literalmente!

Hemos descubierto un proyecto que seguro a ti también te gustará, hablo de la biblioteca móvil, proyecto a cargo de FUNDACIÓN ALUMNOS 47, quienes con un toque de innovación e ingenio tuvieron la gran idea de crear un espacio para que, en cualquier lugar y cualquiera de nosotros, leamos y consultemos libros de arte contemporáneo.

Esta asociación defeña, sin fines de lucro, se dedicada a revitalizar la apreciación y práctica del arte de manera original y entretenida, como podrás darte cuenta.

Diseñada por el estudio de arquitectura PRODUCTORA, la biblioteca no solo nos proporciona un excelente lugar para leer sino que se convierte en todo un centro cultural; ya que también se utiliza para talleres, debates, charlas, exposiciones de cine, y todo tipo de intervención artística. Un espacio práctico y cómodo para sentarnos a apreciar las tantas formas de arte que nos ofrece.

El camión, adaptado correctamente con el equipo de una legítima biblioteca, es una muestra de los esfuerzos por crear un vínculo con el público y abrirnos las puertas hacia la lectura, así que cada vez nos quedan menos excusas para no enriquecernos culturalmente.

Avancemos con los libros...

No creas que se trata de ir corriendo detrás del camión para hacerle desesperadamente la parada, afortunadamente este llamativo transporte tiene varios puntos que cubrir en su ruta dentro de la ciudad y cumple un plazo de tiempo en cada una.

Algunos lugares donde podrás encontrarlo son la Alameda de Santa María de la Ribera, SOMA, el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco, la Plaza de la Aguilita en la Merced, Casa Vecina, el Faro de Oriente y el Corredor Escultórico de Chimalhuacán, en Ciudad Netzahualcóyotl.

En donde quiera que lo veas no dudes en pedirle un ride y déjate sorprender por el viaje que tu imaginación emprende con cada libro.