Evolución de la comunicación con el telégrafo

Todas las estaciones de ferrocarril contaban con una línea, pero no fue hasta mediados de 1918 cuando se abrieron al público, facilitando así la manera de mantenerse en contacto.
Posiblemente si alguien hiciera una colecta para la guerra en EU, pocos darían dinero.
Posiblemente si alguien hiciera una colecta para la guerra en EU, pocos darían dinero. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Don Porfirio había logrado comunicar a México con su afrancesamiento, gracias a que tendió líneas del ferrocarril.

Pero hasta mitad del año 1918, se autorizó que en las estaciones, todas las cuales tenían telégrafo, se pudieran mandar y recibir mensajes para el público en general. Antes se podía sólo en oficinas de pueblo o ciudad.

Las decisiones se tomaban con mayor lógica, al parecer. Don Venustiano Carranza giraba instrucciones a los gobernadores, a través de Gobernación, para que las siembras de frijol fueran mayores. Es trágico que nuestro país siempre ha tenido tiempos de hambre.

Y aunque Woodrow Wilson casi casi se disculpó por la Doctrina Monroe, las relaciones se tambaleaban más que de costumbre, porque el comercio marítimo estaba por suspenderse.

Los gringuitos, según chismes alemanes, nombraron zona peligrosa a la costa este, abarcando el Golfo de México y bajo promesa de que cualquier nave neutral que osara posar por ahí sus reales, iba a ser torpedeada.

"La Ciudad de París" fue un almacén lagunero que vendía productos de primera calidad. Además de cervezas, lo que ya en pocos finos lugares hay.

Del ronco pecho, o la ronca pluma de P.L.C., que seguro era reportero, se publicó el poema "La Prensa", donde de entrada decía que somos desvergonzados, peleoneros, que el trabajo es de fatigas y también que hacemos enojar a dos que tres. ¿Será verdad?

"La Ciudad de París" fue un almacén lagunero que vendía productos de primera calidad. Además de cervezas, lo que ya en pocos finos lugares hay.

Aunque el anuncio que publicaban en La Opinión informaba que también había géneros finos, entre buenos y corrientes. De todo para todos.

Y a propósito, un tercio de la producción de trigo coahuilense, que era del fino, fue comprada según rumores, por un poderoso trust capitalino.

Los diputados locales de volada se dirigieron a la presidencia nacional, señalando que si esto era verdad, la gente de aquí sufriría por falta de alimentos.

Posiblemente si alguien hiciera una colecta para la guerra en EU, pocos darían dinero. Aunque se los cobran de todos modos en impuestos, pero la Cruz Roja gringa tenía gran éxito pidiendo socorro para los soldados del frente occidental.

Un grupo de píos sujetos convenció a las autoridades municipales de Torreón de que se creara un cine sólo para hombres masculinos machos.

Por que así, podrían entrar los mozos imberbes y percatarse de la mala vida que les esperaba si se dejaban ir en los vicios. Ajá. Al parecer ni les dieron chanza.