50 Aniversario del Mercedes-Benz Pagoda

Seguridad y potencia en un deportivo

Lugar

El sábado pasado se llevó a cabo un desayuno para celebrar el 50 aniversario (1963-2013) del Mercedes-Benz Pagoda en las instalaciones de AYCO Clásicos sobre la carretera México-Toluca, evento al que asistieron aproximadamente 150 personas.

Varios dueños de Mercedes llevaron su auto para exhibirlo, platicar acerca de él y compartir sus experiencias. La familia Mangino, propietarios de las instalaciones de AYCO Clásicos, facilitaron el lugar y en particular la sala de exhibición para poder mostrar los modelos Pagoda de todos los asociados.

El festejo en Alemania se realizó del 9 al 11 de agosto y contó con la asistencia de casi 300 Pagodas, y a lo largo del año en todo el mundo se han realizado diversos festejos con los Clubes Mercedes-Benz.

Hace 50 años en la ciudad de Ginebra se presentó el nuevo miembro de la familia Mercedes-Benz SL, “Super Leicht” (súper ligero, por sus siglas en alemán), de carrocería en aluminio. Después de presentarlo a la prensa, lo bautizaron como “Pagoda” por su forma cóncava del techo.

El Mercedes-Benz W113 es un biplaza coupé introducido en 1963 y fabricado hasta 1971. Sustituyó tanto al legendario 300 SL y al SL 190. De los 48 mil 912 que se produjeron, 19 mil 440 se vendieron en Estados Unidos.

El Pagoda fue el primer auto deportivo en combinar seguridad y potencia gracias a todas las pruebas realizadas. En particular, algunos aditamentos como la buena calidad de los cinturones de seguridad, las llantas radiales, el volante inastillable y la estructura del chasis que protegía a los conductores. Todos los modelos están equipados con una línea de seis cilindros con inyección de combustible multipuerto.

El Pagoda fue el primer sedán del mundo con carrocería segura, sin bordos ni esquinas afiladas en la cabina, tablero y volante acolchonados, características que después se extendieron al resto de la industria automotriz.

Hace 50 años, previo al Salón Internacional de Ginebra en donde se presentó oficialmente, se llevó a cabo una exhibición privada en uno de los salones más lujosos del “Chateau des Eaux Vives”, castillo del siglo XVIII en Ginebra. La presentación la realizó Nallinger, ingeniero en jefe, quien recordó que el primer SL roadster debutó en ese mismo lugar en 1957.