Angélica Rivera le da un toque más sexy a su look

Después de aparecer en la portada de la revista Marie Claire, la primera dama ha modificado su look. Los cambios más notorios son el color de su cabello y las faldas más cortas.

Ciudad de México

Angélica Rivera cambió el tono de su cabello de castaño a rubio. La primera dama lució su nuevo look el viernes pasado durante la visita oficial del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y su esposa Akie Abe a México.

Durante la recepción en Palacio Nacional, la esposa del presidente Enrique Peña Nieto dejó ver su nuevo tono, el cual suaviza su rostro.

Claudia Merino, consultora en imagen personal y profesional, destacó que el color rubio de Rivera hace que sus facciones se vean más finas. "Siempre ha mantenido el mismo corte en capas, el cabello rubio le sienta bien y es más llamativo".

Sin embargo, a pesar de que el tono claro de cabello fue un cambio favorable en la primera dama, la consultora expresó que Rivera debe de bajar su maquillaje para no verse exagerada, pues el rubio ya le da un punto focal a su rostro.

Por su parte, Gisela Méndez, experta en imagen, afirmó que el cambio de color del cabello es bueno, ya que aclara su piel y la hace lucir más joven. "Habría que conocer cuál es el objetivo y el alcance de haber hecho este cambio. Si el objetivo es hacerla ver más juvenil, entonces lo lograron, pero el color y el peinado no tienen nada de innovador ni tendencioso".

Angélica Rivera empezó a tener un cambio de imagen sutil desde el inicio del sexenio de Peña Nieto. Su vestuario siempre ha sido discreto, pero Merino recomienda cuidar un poco más los colores en sus outfits ya que "no son de su armonía". 

Ella debería usar colores cálidos que combinen con su tono de piel y ahora más con su color de cabello, "los colores son 50 por ciento de nuestra vestimenta y de cómo nos veamos, radiantes o que nos veamos opacos o enfermos".

Gisela Méndez también destacó que algunos vestidos están desfasados de su colorimetría, los colores que debe usar son marrones, terracota, arena y dorados. Además afirmó que la imagen pasada le gustaba más, "era más formal, el cabello más oscuro, los largos eran adecuados debajo de la rodilla. Es más, los encajes son difíciles de usar y ella usaba mucho encaje que resaltaban su figura".

En Palacio Nacional, la primera dama usó un vestido color palo de rosa con aplicaciones de lentejuela en el escote y falda tableada, un look poco favorecedor para ella. "El corte de los largos del vestido no lo veo adecuado, está muy corto para un evento oficial", señaló Claudia Merino.

"Su guardarropa luce muy juvenil. Los largos no son los adecuados ya que distraen la atención y ella no debe llamar más la atención" en el entorno que se desarrolla, como lo son actos oficiales, dijo Gisela Méndez.

Este outfit sigue la línea de prendas reveladoras como las que usó para la revista Marie Claire de julio donde posó junto a su hija Sofía, ambas vistieron ropa de las marcas Dolce & Gabbana, Louis Vuitton, Mango, Armani, Burberry, Alejandro Carlín, Tane, H&M, Benetton y Julio.

*Crédito: Marie Claire