Abandona AA 60% de personas que ingresa

Menciona que difícilmente pueden renunciar a excesos, por lo que terminan reincidiendo en la ingesta de bebidas embriagantes; afirma que estos centros han ido a la baja.
Los jóvenes prefieren los placeres y las fiestas que las terapias de rehabilitación en AA.
Los jóvenes prefieren los placeres y las fiestas que las terapias de rehabilitación en AA. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Tampico

El 60 por ciento de las personas que acuden a los grupos de Alcohólicos Anónimos  (AA) que hay en la zona termina por desertar, la mayoría son jóvenes que postergan para la edad adulta su rehabilitación.El coordinador de los grupos de AA en Tampico, Madero, Altamira y norte de Veracruz, Gregorio G., dijo que este año cerraron cuatro y solo abrió uno, debido a que las renuncias son constantes.“La mayoría de los que llegan a los grupos se retiran, debe ser un 60 por ciento, de esos debe volver como 40 por ciento, no se puede renunciar tan fácilmente a una vida de fiesta, de placer”, sostuvo.Comentó que a pesar del alto índice de alcohólicos que abandona la terapia, 40 por ciento termina por regresar, aunque esa decisión les puede tomar años.

“Regresan porque en su mente llevan que se pueden recuperar, hay quien lo deja a la semana, mes o año, pero entre más tarden en irse existe más posibilidad de que vuelvan”, señaló.Precisó que existen alrededor de 60 grupos en esos cuatro municipios, actualmente 20 personas se rehabilitan solo en Tampico y 300 en el resto del estado. “No están viniendo, los jóvenes es muy difícil que acepten porque ven que la vida todavía tiene muchos placeres y fiestas, dicen cuando esté más viejo voy, pero algunos nunca regresan, por eso hay más enfermos de alcoholismo, muertes y accidentes”, expuso.Cabe mencionar que el primer grupo se fundó en Tampico en marzo de 1962 y es el más antiguo de todo el estado.

El mensaje de AA llegó primero al puerto y avanzó hacia la región norte. Gregorio comentó que fue entre 1980 y 1990 cuando se generó un boom de grupos AA en todo el país, “crecimos alrededor de 5 mil grupos, pero en los últimos años se ha estado aletargando el crecimiento, en 2013 en los municipios se cerraron 4 grupos y solo se abrió uno nuevo”, añadió que un grupo trabaja mínimo con tres personas.Indicó que las reuniones son diarias, pero se puede asistir cada tercer día.

Cada reunión dura de una hora y media a dos horas.Sobre el consumo de alcohol en mujeres  refirió que a diferencia del promedio nacional que las equipara con la ingesta que realizan los varones, en la zona es menos debido a patrones culturales.“Tiene mucho que ver con la cultura, si identificamos a nivel social el valor o la idea que se tiene del consumo del alcohol en la vida cotidiana, en el festejo que tienen  las familias, hay más permisividad para que a nivel de género los hombres tengan mayor acceso, hay más restricción en la zona para que las jovencitas consuman, es muy cultural, es por el estigma que se tiene”, afirmó.