La princesa japonesa Aiko termina la escuela primaria

La hija única del príncipe heredero de Japón, Naruhito, y de su mujer, Masako, terminó la enseñanza primaria tras dejar atrás los problemas escolares que atravesó entre 2010 y 2011.

Tokio

La princesa Aiko, hija única del príncipe heredero de Japón, Naruhito, y de su mujer, Masako, terminó hoy la enseñanza primaria tras dejar atrás los problemas escolares que atravesó entre 2010 y 2011.

La princesa, de doce años, asistió hoy junto a Naruhito y Masako a la ceremonia de graduación en la prestigiosa Escuela de Gakushuin (Tokio), y tiene previsto comenzar en abril los estudios secundarios en este mismo centro, según informó hoy la agencia japonesa Kyodo.

Aiko comenzó la escuela primaria en 2008, y durante varios meses entre 2010 y 2011 tuvo que ser acompañada a clase diariamente por su madre, después de informarse de que la niña había quedado conmocionada por el "comportamiento brusco" de algunos compañeros de su curso.

La princesa logró dejar atrás estos problemas, se integró a la perfección en la vida escolar y creció "haciéndose más fuerte", según dijo uno de los responsables del centro educativo, Motomasa Higashisono, en declaraciones recogidas por Kyodo.

Aiko formó parte de la orquesta de la escuela como violonchelista y del equipo de baloncesto del centro, y asistió a clases de inglés durante el año académico e incluso en las vacaciones de verano.

La princesa nació en diciembre de 2001, y antes del nacimiento en 2006 de su primo, el príncipe Hisahito, el Gobierno había planteado una reforma de la Ley de Sucesión para posibilitar la ascensión de la niña al trono imperial.

Esta ley establece que solo un varón puede convertirse en emperador.

Sin embargo, el nacimiento en 2006 del primo de Aiko, el príncipe Hisahito, hijo del príncipe Akishino y de la princesa Kiko, congeló el trámite legislativo.