Start up quiere que imprimas tu propia criatura viva

La controversial empresa pretende "democratizar la creación" haciendo posible que sus clientes creen nuevas formas de vida
La impresión de secuencias genéticas podría estar al alcance de cualquiera
La impresión de secuencias genéticas podría estar al alcance de cualquiera (Shutterstock)

Austen Heinz está convencido de que la vida en la Tierra no es óptima y que podría rediseñarse hasta alcanzar la perfección. El CEO de Cambian Genomics, un start-up dedicado a la impresión láser de DNA, contempla un futuro en el que el ser humano creará todo lo que viva en el planeta.

Durante su aparición en el Pioneers Festival de Viena, Heinz explicó que el plan de su empresa –financiada entre otros por Peter Thiel, fundador de PayPal- es “democratizar la creación” al crear organismos completamente nuevos y reemplazar organismos existentes con mejores versiones. El emprendedor de 31 años está convencido que en los próximos 10 o 20 años, las personas diseñarán a sus hijos digitalmente.

Para lograrlo, asegura que encontró la manera de reducir el costo de impresión de ADN drásticamente. La ciencia en la secuencia del genoma está tan avanzada que los clientes de su compañía podrán tomar códigos de bibliotecas y crear una mezcla orgánica, como hace un programador para desarrollar software. El nuevo código entonces se imprimiría por un precio mucho mayor de lo que solía costar.

Un ejemplo popular de esta tecnología son las plantas fosforescentes que se financiaron en Kickstarter en el verano de 2013. Estas contienen la sustancia que hace que las luciérnagas brillen en la noche y tendrían el potencial de iluminar las autopistas en el futuro para ahorrar luz eléctrica. A pesar de sus intensiones, la campaña no dejó de ser controvertido, por lo que la plataforma de financiamiento público prohibió las campañas de organismos modificados genéticamente.

Uno de los primeros proyectos de Cambian Genomics es ligeramente distinto. Petomics se trata de tomar material genético que provoca el olor a plátano e inyectarlo en bacterias E. coli. Estas serían integradas a la comida para mascotas haciendo que sus heces huelan a fruta. El otro es SweetPeach que toma muestras de microorganismos vaginales y envía a su cliente pro bioticos personalizados para cuidar su salud intima.

Las intenciones de Heinz no están libres de críticas. Marcy Darnovsky, directora ejecutiva del Centro de Genética y Sociedad de la Universidad de Berkley definió la ideología del CEO como “tecno liberalismo.” Expresó que sus intenciones de “perfeccionar” al ser humano, además de ser más complicado de lo que su discurso sugiere, es preocupante para los ideales humanos dentro de una sociedad.

El CEO, sin embargo, lo ve desde otro ángulo. “Los seres humanos son computadoras mal diseñadas, con un programa destinado a morir” pero en el futuro, el panorama podría ser muy distinto, haciendo posible, por ejemplo, el diseño de nueva vida en Marte. Para el emprendedor nos esperan 100 años “muy emocionantes.”