Tradición y modernidad en trajes regionales

El Museo de Arte Popular organizó una pasarela titulada Tres generaciones: Orgullo y herencia de trajes regionales.

Ciudad de México

La Asociación Amigos del Museo de Arte Popular (AAMAP) organizó uno de los eventos más entrañables hasta el momento para la historia del museo, Tres generaciones: Orgullo y herencia de trajes regionales. No solo reunió más de 300 trajes que muestran la riqueza, cultural e historia de nuestro país, además juntó a familias que los portaron.

Patronos de AAMAP, así como amigos y conocidos que siempre han mostrado su apoyo a las actividades y programas que se desarrollan para la manutención del mismo, vivieron por un día la experiencia de subir a una pasarela.

Cecilia Occelli, Silvia Rojas Lugo y Sonia Santos platicaron con el equipo de Set Social sobre los pormenores de este desfile.


Cecilia Occelli

Titular del consejo de Save the Children México


(Natalia Esponda, Cecilia Salinas y Cecilia Occelli)

¿Qué la animó a participar en este desfile?

Es muy importante que se conozcan estos trajes, que son una maravilla y que las nuevas generaciones ya no los conocen, para mí es muy importante que lo hagan. Y además, bueno, son mis trajes, entonces yo estoy muy feliz de que estén en el desfile y que se luzcan.

Háblenos del traje que usted eligió.

Es mío, yo bailé con el desde los 16 años, es de jarocha de Veracruz. Me encanta este vestido, me parece que es muy lucidor y bailé mucho jarocho.

Después de donar esta colección al museo, ¿continuó con la colección por su cuenta?

No. Realmente los otros trajes los coleccioné durante toda mi vida y me dije dónde pueden estar mejor que aquí.

¿En alguno momento le costó trabajo desprenderse de su colección?

No, al contrario, me siento muy orgullosa de que esté aquí y que mucha gente la pueda ver.

¿Qué opina de los diseños contemporáneos que también se presentarán en la pasarela?

Me gusta mucho porque de alguna manera nuestra artesanía sigue manifestándose en lo moderno. Tenemos unos telares hermosísimos y mucho trabajo manual que tiende a desaparecer, entonces entre más le busquemos y lo luzcamos más se va a conocer.


Silvia Rojo Lugo

Presidenta de Asociación Gilberto, A. C.

(Isabel Rojo de Goñi, Adriana Salinas y Silvia Rojo Lugo)

¿Qué la animó a prestar su colección trajes?

Me pidieron que prestara los trajes, son cerca de cien, y lo hice con mucho gusto para que la gente sepa y no olvide que la gente tiene una riqueza de tradiciones, de indumentarias, de música, a veces nos da tristeza que estamos sufriendo los embates de otras culturas y estamos olvidando lo nuestro. Qué bueno que vamos a darle difusión a la belleza de la indumentaria mexicana. Este museo es maravilloso porque presenta todo lo que hacen los grandes artistas que tenemos en México.

¿Qué opina de los diseños contemporáneos?

Me parece muy bien que aprovechemos un corte moderno, porque tampoco vamos a salir a la calle con un traje de china poblana o vestida de tehuana. Es bueno que aprovechen los bordados y los detalles de la indumentaria mexicana para la moda moderna y que se puedan usar de manera cotidiana.

¿Cómo inició la colección?

Hace muchos años empecé con esta colección y he tenido la suerte de que me han llegado trajes de mis amigas artistas, porque en algún tiempo fui artista y canté en televisión, cuando había programas mexicanos, me quedé con los de María de Lourdes y otras amigas, así inicié la colección. También he tenido suerte de encontrar antigüedades.

Háblenos de su traje.

Es un traje de china poblana, que tiene bordada y pintada la imagen de Manolita Arreola, una artista que hacía películas con Pedro Infante. Yo me quedé con toda su colección, por eso decidí usar este traje. Mis hijas, mis nietos y mis bisnietos vienen vestidos con trajes antiguos de charro y china poblana.


SONIA SANTOS

Directora del AAMAP


(Sonia Arredondo y Sonia Santos, directora del AAMAP)

Háblanos del desfile

Nos pareció un evento muy bonito porque es familiar, entre amigos, en el que participan la bisabuela, la abuela, la hija, etcétera. Creo que es muy bonito que hagamos un gran esfuerzo, como patronato del museo, para rescatar y difundir el patrimonio artístico y cultural de México, en este caso a través del textil.

¿Por qué es importante presentar los trajes?

Me parece maravilloso porque promueven el trabajo de nuestras mujeres mexicanas, lo dan a conocer al mundo y para que la gente se de cuenta que es algo que se puede utilizar día con día.

Tenemos la colección del museo, que es muy grande y muy importante, otra es una colección que nos presta la señora Silvia Rojo Lugo y por último es la parte contemporánea, diseñadores que de alguna u otra forma aplican técnicas artesanales en sus trajes.

¿Cómo fue la selección de estos diseñadores?

Se hizo una convocatoria a todos aquellos que conocemos, por supuesto hay más, pero no podíamos traerlos a todos. Tampoco puedes incluir todos los trajes ancestrales de México. Se hizo una selección a grandes rasgos de lo que podía ser el diseñador contemporáneo.

¿Fue difícil conseguir el permiso para cerrar la calle?

Es la primera vez que nosotros la cerramos. Por eso nos atrevimos a pedirle a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal y a la delegación el que nos dieran esta oportunidad, lo cual hicieron con mucho gusto porque esto es un evento cultural, que promueve a la mujer mexicana con su trabajo artesanal.

Pero, también hay hombres artesanos y joyeros.

Por supuesto, no puede uno limitarse nada más a la artesana mujer cuando, efectivamente, hay diseñadores joyeros. Ahí esta el maestro Luis Alonzo Espejel, que es un orfebre muy importante, está Tane que en donde se involucran hombres, hay tejedores y bordadores hombres. Pero por qué no festejar también el Día de la mujer para esto.