Transforma tu cuerpo y mente en 8 semanas

Hace cuatro años a México le dio la fiebre del fitness. Cientos de personas en forma después, quizá es hora de que consideres un programa intensivo de ejercicios
Baja hasta 18 kilos y vuélvete más disciplinado en dos meses
Baja hasta 18 kilos y vuélvete más disciplinado en dos meses (8W)

“Mi objetivo era cambiar la vida de las personas, sacarlos del agujero” dice Rodrigo Garduño sobre su exitoso programa de ejercicio 54D. El ex jugador profesional de futbol fundó hace cuatro años un exigente sistema de entrenamiento que generó una revolución en la forma de ejercitarse en México.

“Cuando dejé el futbol me dediqué a dar pláticas de desarrollo personal. Una de las muchas cosas que vi era la baja autoestima, que va de la mano del gran problema de obesidad que tenemos en el país. Hay mucha gente que vive triste, con una vida que no le gusta” dice.  

El programa es una serie de ejercicios funcionales con asesoría nutricional personalizada,  similar a sistemas que existen desde hace décadas en Estados Unidos.

Pero no es sólo eso. Garduño describe la experiencia como una catarsis que requiere cierta estabilidad psicológica y emocional. Tan es así, que los aspirantes de 54D son entrevistados  por el equipo de ventas de la compañía para asegurarse que tienen la resistencia emocional para completarlo. “Los entrenadores te llevan a tus máximos niveles de intensidad física y eso lleva tus emociones al límite. Mentalmente, te reencuentras con los obstáculos que has tenido toda tu vida” describe Garduño.

Jorge Munguía, uno de los graduados del demandante programa, confirma las palabras de Garduño. “Es un cambio de hábitos muy fuerte a nivel físico. Es como ¡ni modo que no pueda! Pero mentalmente fue muy importante. En ese momento de mi vida me faltaba mucha dirección. Rodrigo y su equipo fueron un factor determinante para alcanzar mis metas profesionales” asegura.

El director de relaciones públicas de una trendy agencia de social media forma parte de un creciente grupo de adeptos del programa, que están dispuestos a pagar cerca de 20 mil pesos por el entrenamiento de dos meses.

Ante el éxito con más de 100 grupos satisfechos, la aparición de sistemas similares era inminente.

Así nació 8W, una versión más amigable (incluyendo al bolsillo, cuesta 5 mil pesos) de 54 D para un público más amplio. Este consiste en una mezcla similar de ejercicio funcional con box, pero menos demandante. “Nos enfocamos en boxeo que es muy efectivo y divertido, además de que es el segundo deporte más importante de este país” dice. “[8W] es una iniciación a tu vida deportiva. Está para darle resultados a ese 95% de la población sumamente sedentaria que queremos levantar de su sillón.”

El programa “soft” de Garduño también incluye el aspecto alimenticio. El equipo de 14 nutriólogos y químicos en alimentos de la compañía creó un programa nutricional apto para la persona promedio, pero si requieres mayor atención, está disponible también para los clientes de 8W.

HIT56 (High Intensity Training), lleva cerca de un año en el mercado, pero proviene de una familia dedicada a la industria del fitness desde hace más de 25. El programa oscila entre los 7,500 y 12 mil pesos. Daniel Sánchez y Álvaro Álvarez, entrenadores personales con gran experiencia en cross fit, ejercicio funcional y box, crearon un sistema que integra lo mejor de cada uno, basado en programas estadunidenses de entrenamiento.

“Es un entrenamiento gradual en el que se cuida mucho la técnica para evitar que las personas se lastimen” explica Sergio Rojo de la Vega, socio de HIT56. “Es 100% entrenamiento funcional. Está hecho para maximizar todas las funciones del cuerpo, es muy distinto a las pesas. Te hace más rápido, más resistente, más fuerte, más ágil, más flexible” asegura.

Su sistema incluye una evaluación con el analizador de composición corporal InBody, que entrega una descripción detallada de la grasa y músculo de sus clientes. A partir de esta y otros instrumentos de medición, se crea un programa alimenticio personalizado que se combina con el ejercicio.

Ambos tienen en común que prometen resultados en dos meses. Rojo de la Vega aclara que si bien estos dependen del estado físico original de cada persona, es tiempo suficiente para generar una transformación visible. “Quienes tienen unos kilitos de más es posible que lleguen a su meta en un solo curso. Pero quien tenga obesidad habría que enrolarlo en una caída de porcentaje de grasa importante para que entre dos y tres programas alcance sus objetivos.”

Según el metabolismo y estado físico de cada quién, puedes perder entre cinco y 18 kilos en los programas intensivos. Pero es importante ser disciplinado con el régimen alimenticio para no rebotar en cuanto este culmine. “Nosotros recomendamos seguir un programa lo más apegado a Hit56 para mantener el estado físico” dice Sergio.

Rodrigo sugiere lo mismo, hacer otro ciclo de 8W o bien pasar al siguiente paso. 54 D se ha convertido en una compañía mucho más grande que un gimnasio en Santa Fe, donde comenzó. Ahora hay dos programas de mayor intensidad, uno especial para corredores y otro para niños y adolescentes.

“Aunque les explicamos [a los clientes] las opciones que existen afuera y les damos nuestras recomendaciones, pasa que como los gimnasios no tienen el mismo grado de intensidad ni de exigencia, la gente acaba regresando a los malos hábitos de antes” dice Garduño.

Para él la disciplina es la clave de todo. Disciplina en la rutina de ejercicio y en la forma de comer. Sin embargo, ve con esperanza la transformación de cientos de personas que no volverán a los malos hábitos gracias no sólo a su programa, sino a otros como Hit56.

“Todo México necesita ayuda y yo no puedo ayudarlos a todos. Mientras más opciones existan, mejor. Más gente se va a ver beneficiada de los cambios que le urgen a este país”  dice.

¿Te interesa?

Entra a 54D para una asesoría telefónica o personal y a Hit56 para hacer una cita.