David Ferrer y Andy Murray en el Abierto de Acapulco