REPORTAJE | POR CECILIA ROJAS

Smartphones, riesgo latente para los niños

Además, sólo se usa 10 por ciento de sus capacidades

Expertos recomiendan no regalarlos a los menores de 14 años de edad, porque ellos no ponen límites y envían muchos datos.

Es importante resaltar que el uso de estos equipos debe ser cuidadoso.
Es importante resaltar que el uso de estos equipos debe ser cuidadoso. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Las tecnologías permiten a la humanidad mayor apertura, y contar por ejemplo con los teléfonos celulares, nos permite estar en contacto con personas con las que no podemos estar presentes, de manera constante, indicó Daniel Butanda, director de Vinculación de AZBU Tecnología.

En siglos anteriores, se perdía incluso todo rastro de algún familiar, al momento de, por ejemplo, dejar un país. Ahora se cuenta con esta tecnología que también permite disponer de herramientas de Internet, como las redes sociales, que de alguna manera brinda un acercamiento.

También cabe señalar que al usar estas herramientas comunicacionales, por no tener frente a frente al interlocutor, no se cuenta con lenguaje no verbal, que puede prestarse para malinterpretaciones.

"Es más fácil para la gente la interacción e incluso ir más allá".

"Pasa muy seguido. Se da muchísimo más en redes sociales, que no se le puede dar una connotación a las cosas, entonces las emociones no se transmiten por medio del texto", indicó Butanda.

Si el sentido que se quiere dar a una oración es alegre, puede interpretarse como algo triste, hostil, o de cualquier otra manera.

Existe otro hecho que es muy interesante en el marco del uso de teléfonos o redes: es más fácil para la gente la interacción e incluso ir más allá de como son.

Alguien tímido, o a quien le da pena hablar con otra persona, puede ser radicalmente diferente por medio de los textos o del habla, se puede convertir en otro, al hacer o decir lo que no haría o diría frente a frente, ante el panorama de que la gente no lo está viendo.

Desde 'ladrillos' hasta tablets

La evolución tecnológica en la telefonía celular, desde fines de los años 70, ha sido sumamente veloz, yendo desde los famosos "ladrillos", que incluso tenían una batería en forma de maleta, a lo que tenemos ahora.

Incluso hay teléfonos que son celulares, pero que son incluso grandes, casi como tablets. Como se señaló, las implementaciones tecnológicas han sido gigantes.

Butanda señaló que casi no se usan para hacer llamadas y que es más para textear o para navegar en redes.

"Los niños se sienten atraídos por los juegos que traen los equipos y las redes sociales".

El hecho es que se está tratando de cuidar la esencia verbal del teléfono y, por tal motivo, se hacen diferenciaciones en los diferentes dispositivos tecnológicos de comunicación, por ejemplo las tablets.

Smartphones poco explotados

Respecto a los smartphones, indicó Daniel Butanda que son equipos con una gran capacidad que no se están explotando, y que la mayor parte de las personas que cuentan con un dispositivo de este nivel, utilizan alrededor del 10 por ciento de sus capacidades.

Sobre los niños, indicó que ellos pueden sentirse atraídos sobre todo a los juegos que traen los equipos y también a las redes sociales.

Son equipos en los que se debe de tener especial vigilancia, sobre todo con los menores.

Es un riesgo latente también el uso de los teléfonos, pues si los adultos ponen datos, los niños ponen muchos más, a los que alguien puede tener acceso.

Aunque es importante resaltar que el uso de estos equipos debe ser cuidadoso. La recomendación de Daniel Butanda, es que los niños menores de 14 años no reciban smartphones, por ejemplo como regalos de Navidad.

Y, sobre todo, que busquen aplicaciones para poder tener el control, pues si bien es bueno darles un gusto a los hijos, también puede ser un riesgo, recomendación extendida también para los padres de familia y adultos que disponen de estos equipos.